«En el Ayuntamiento estamos para defender los intereses de los ganaderos de Parres»

En diciembre de 2012 se hizo una nueva campaña de saneamiento ganadero en Parres ante la aparición de un foco de tuberculosis bovina. /
En diciembre de 2012 se hizo una nueva campaña de saneamiento ganadero en Parres ante la aparición de un foco de tuberculosis bovina.

El alcalde ha remitido a Agroganadería el escrito con el que el colectivo pide una reunión abierta con algún responsable para hablar sobre la tuberculosis bovina

SHEILA VACA

Los ganaderos de Parres no están tranquilos. Desde hace unos años la tuberculosis bovina parece haberse cebado con el concejo y con sus vacas. Pero el problema de toda esta cuestión radica en que nadie logra dar con la causa de la enfermedad que ha dañado mucho a la cabaña ganadera local. «Desde el Ayuntamiento estamos para defender los intereses de los ganaderos del concejo», recalcaba el alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón.

Y es que, la semana pasada eran los propios ganaderos quienes se reunían en las dependencias del Consistorio para debatir sobre el goteo permanente de casos de tuberculosis bovina y la correspondiente actitud de la Consejería para poner solución al problema, ya que indican que «no tenemos ninguna información». El colectivo elaboró un escrito para solicitar una reunión abierta entre el Principado y todos los ganaderos y lo entregó en el Ayuntamiento para que éste hiciese de intermediario y lo remitiese a Agroganadería. «Dimos traslado del escrito a la Consejería. Aparte hablé con la directora general del tema. Sé que en la Consejería se está trabajando en el tema, pero también entiendo la preocupación de los ganaderos. tanto por los afectado como por los que pueden llegar a serlo», indicaba ayer el regidor parragués.

Afirma Gutiérrez Escandón que el Ayuntamiento «hará todo lo posible para mejorar la situación». Esto pasa por averiguar el motivo por el que se contaminan las vacas. «Desde el Principado dicen que aún no hay pruebas suficientes para decir que el problema está en la fauna salvaje. Entienden que si hay un animal afectado de fauna salvaje puede ser que se haya contagiado por las vacas. Es decir, a la inversa. Entiendo la preocupación de los ganaderos en este sentido, porque muchos de ellos no sacaron las vacas a pastar y no enfermaron, por lo que ven el problema en la fauna salvaje», dice el alcalde.