Un espectacular argayo corta la carretera N-634 en Parres

Miembros del operativo en la zona en que se produjo el argayo. /
Miembros del operativo en la zona en que se produjo el argayo.

Un operativo rastreó la zona en busca de posibles víctimas aunque, a falta de confirmación oficial, se trabaja con la hipótesis de que no hay heridos

ELCOMERCIO.ESgijón

Un enorme argayo de unos tres metros de alto y veintidós de largo entre las localidades de Soto de Dueñas y Arobes, en el concejo de Parres, ha cortado la carretera N-634 desde las siete de la tarde del sábado. El desprendimiento está localizado en el punto kilométrico 347. Equipos de rescate con perros adiestrados realizaron un rastreo en la zona para saber si había coches o personas atrapadas bajo los materiales. En este operativo participan la Policía Local de Parres, la Guardia Civil, Bomberos de Asturias y personal de Carreteras. El argayo alcanza además la vía férrea y afectó a un vehículo, que se lo encontró en su camino y acabó subido a los materiales. A falta de confirmación oficial, los integrantes del operativo de rescate trabajan con la hipótesis de que no hay heridos.

Y es que, los perros adiestrados en la búsqueda de víctimas en catástrofes, no habían encontrado ningún rastro de personas. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se desplazó a la zona para interesarse por el accidente acompañado por el director general de Justicia e Interior, José Luis Villaverde, y el gerente del servicio de emergencias del Principado de Asturias, Antonio del Corro. A la zona acudió también el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo. Por su parte, la Guardia Civil desvía el tráfico en Arobes hacia Soto de Dueñas a través de la carretera de El Collado.

En la jornada de ayer, una piedra de grandes dimensiones mantuvo cortado un carril de esta misma carretera durante casi tres horas. Dos palas tuvieron que intervenir para retirar el material desprendido de la ladera. La Guardia Civil se encargó de ordenar el tráfico hasta que se retiraron los escombros.