Foro tacha de «peligrosos» los desvíos del argayo de Parres y pide nuevas soluciones

S. V. ARRIONDAS.

La diputada de Foro Marina Huerta manifestó ayer en la Junta General del Principado su interés por conocer qué medidas se van a adoptar de cara a la seguridad del tráfico en la próxima campaña de Semana Santa, tras permanecer cortada la N-634 en Arobes con motivo del argayo. «Creemos que una situación de emergencia, como es el caso, requiere una solución de urgencia y rápida. El corte de la carretera está provocando verdaderos trastornos a los vecinos, a las empresas y a todos los usuarios», manifestaba Huerta.

Considera que los desvíos habilitados «son peligrosos». «Se trata de carreteras estrechasen las que casi no se cruzan dos coches, con muy poca visibilidad y mal señalizadas, donde los incidentes se producen a diario». «Esta zona siempre fue muy inestable y son conocidos y frecuentes los pequeños argayos que se producen en época de lluvia, como el que hay en las localidades de Ozanes y Arobes, que provocó que la carretera se cerrara unas horas y que sigue siendo un peligro porque aún no se ha limpiado», añadió la diputada de Foro.

En este sentido pide al Gobierno regional, «que supuestamente está en contacto a diario con la Delegación de Gobierno», que dé una respuesta al problema y que expliquen las medidas que se van a tomar para Semana Santa, «en la que se espera mucha afluencia turística en la comarca». «Las retenciones y atascos en las carreteras de Llames de Parres y Cuadroveña, actuales desvíos, pueden ser de escándalo y, lo que es peor, disuadir a los turistas», subraya.

«A menos de tres semanas del inicio de la festividad no podemos permitirnos que siga cortado el acceso principal al mayor atractivo del Oriente interior, Covadonga y los Picos de Europa», cerraba Huerta.