Parres solicitará ayuda al Estado parareparar los desvíos auxiliares de la N-634

Gobernantes de Parres junto a varios vecinos en uno de los tramos arreglados del camino en Carúa. /
Gobernantes de Parres junto a varios vecinos en uno de los tramos arreglados del camino en Carúa.

El Ayuntamiento pide una reunión con la Delegación del Gobierno para tratar varias cuestiones relacionadas con el corte de la nacional

TERRY BASTERRA

Los viales habilitados como desvíos provisionales, mientras dure el corte de la carretera nacional 634 en Arobes, a causa de un gran argayo, están experimentado el deterioro propio de unos caminos que no fueron concebidos para soportar tal afluencia de tráfico. Por este motivo desde el Ayuntamiento de Parres se pedirá a la Delegación del Gobierno en Asturias la colaboración del Estado para proceder a su acondicionamiento. Así lo avanzaba ayer el regidor parragués, el socialista Marcos Gutiérrez Escandón, quien comunicaba que el Ayuntamiento que encabeza ya ha solicitado una reunión con la Delegación del Gobierno para tratar ésta y otras cuestiones.

«Con esa carga de circulación estos caminos se van deteriorando. Son carreteras locales y no están preparadas para tanto tráfico. Por eso pediremos colaboración a la Delegación del Gobierno para que, cuando se vuelva a abrir al tráfico la N-634, se acometan mejoras para reparar el desgaste que están sufriendo esas carreteras auxiliares», manifestaba ayer el regidor parragués.

Gutiérrez Escandón señalaba que estos desvíos habilitados por las carreteras de Llames de Parres y Cuadroveña -mientras dura el corte de la N-634- generan molestias a los vecinos y usuarios, por lo que también hay un punto de preocupación. «Se trata de caminos estrechos y de un sentido aconsejado porque cuando se cruzan dos vehículos hay puntos en los que hay dificultades. Pero tampoco puedes obligar a los vecinos que viven en los pueblos por los que pasan los desvíos que circulen en sentido único. Es complicado», valoraba el alcalde.

El arreglo de los caminos que ahora se usan como desvíos es una de las cuestiones que quiere abordar el Ayuntamiento de Parres con la Delegación del Gobierno. El otro es conocer de primera mano qué previsión se maneja para abrir de nuevo al tráfico la N-634 a su paso por Arobes, ya que hasta el momento las informaciones que están llegando al Consistorio lo están haciendo a través de los medios de comunicación.

Camino en Carúa

«Esa propuesta que hemos leído de que se vaya a abrir al tráfico la N-634 con un paso regulado por un semáforo nos parece bien y que se haga cuanto antes mejor, pero siempre recordando que la seguridad es lo prioritario. Si eso implica tener que esperar un poco más para poder abrirla lo comprendemos y nos parece lo correcto», señala el alcalde.

Precisamente en la tarde de ayer este ayuntamiento inauguraba los trabajos de mejora realizados en un camino de Carúa. Allí se han acondicionado dos tramos, uno de 800 metros de largo y el otro de 350. Se ha aplicado una capa de hormigón de 10 centímetros en estos puntos. El coste de las obras ha ascendido a 18.798 euros con cargo al Fondo Incondicionado de 2014. En realidad, según explicaba el concejal de Obras parragués, Álvaro Palacios, los trabajos se llevaron a cabo durante el pasado mes de diciembre, pero el mal tiempo del comienzo de año había impedido hacer la inauguración de este remodelado camino hasta ahora, cuando la meteorología ha dado un respiro.