La vuelta de los coches a la N-634, un regalo para Parres

Un tren de Feve circula junto a la ladera de Arobes de la N-634, donde se están colocando mallas de contención /
Un tren de Feve circula junto a la ladera de Arobes de la N-634, donde se están colocando mallas de contención

Los vecinos aplauden que la carretera se abra al tráfico para Semana Santa

SHEILA VACALlanes

Cuenta atrás para que los coches vuelvan a la N-634 a su paso por la localidad parraguesa por Arobes. La vía lleva más de un mes cortada al tráfico debido al importante argayo que tuvo lugar en la zona y es por eso que los vecinos reciben la noticia de su reapertura para el próximo 1 de abril como un auténtico regalo. Se trata de una carretera que soporta mucho peso circulatorio, ya que comunica varios concejos de la comarca oriental, y su cierre ha derivado en que los que transitaban por esta vía tuviesen que desplazarse por los desvíos habilitados, unas carreteras secundarias mucho más estrechas y que aumentan la duración del recorrido en 15 minutos.

«Creo que era fundamental que se abriese la carretera porque lleva muchos coches. Hay mucha gente, por ejemplo, que tiene cita con el médico en el hospital y va a Arriondas a diario», indicaba Leonardo González, vecino de Arriondas. Entiende que durante su cierre, «algo a perjudicado al municipio», puesto que los vehículos de grandes dimensiones, camiones y autobuses, al desviarse pasaban de largo y no entraban en la capital parraguesa.

La misma opinión comparte Toni Álvarez, quien asegura que «si la apertura al tráfico de la nacional hubiese tardado más tiempo, las consecuencias para Arriondas serían importantes». Esta vecina regenta una tienda de decoración en el municipio y han sido varios los clientes, «sobre todo de fuera», que le han preguntado «cómo ir a Oviedo, porque sabían que había ciertos cambios en la circulación y no sabían qué camino tomar». «Todo el mundo está al tanto de lo que pasó», sostiene.

A partir del primero del próximo mes se habilitará un solo carril en ambos sentidos, que estará regulado por dos semáforos. Mientras tanto y sin cerrar el tráfico, los operarios encargados de reforzar la ladera construirán el falso túnel de 70 metros que será la última de las medidas para asegurar la zona y evitar que se produzcan nuevos desprendimientos a la carretera. «Me parece algo correcto, aunque se tienen que asegurar de señalizar todo debidamente para evitar problemas a los conductores, pero es una buena idea», indica Álvarez. «Es algo que se puede hacer perfectamente mientras circulan los coches, siempre y cuando se mantenga abierto un único carril. Igual hay cortes puntuales, pero lo normal», añadía José Luis Guerra. Este parragués sabe de lo que habla, puesto que trabaja reparando taludes en otros concejos.

«Contento». Así recibe la noticia de la apertura de la nacional 634 Belisario Suárez, que considera que era «algo urgente de cara a la Semana Santa, cuando vienen muchos visitantes y no se puede permitir tener una vía como esa cerrada a los coches, como ha ocurrido durante todos estos días. A la feria de Corao dejó de venir mucha gente por eso». No obstante, para este lugareño «lo más importante es la seguridad y para abrir el carril hay que cerciorarse de que no se corre ningún peligro». Suárez confía en el criterio de los técnicos a la hora de construir el falso túnel, aunque se pregunta si «sería mejor que cubriese también la vía del tren, ya que se pone».