Desarticulan una banda de ladrones itinerante que actuó en Parres y Piloña

Una parte del botín intervenido por los cuerpos de seguridad./
Una parte del botín intervenido por los cuerpos de seguridad.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han conseguido detener a 9 personas a las que se les imputan 27 hechos delictivos en todo el país

A. INGUANZO

Terminales móviles y accesorios para los mismos, tabletas, relojes y hasta cinco toneladas de queso son parte del botín intervenido por la Guradia Civil y la Policía Nacional que, en una operación conjunta, conseguían desarticular un grupo itinerante especializado en la comisión de robos con fuerza en establecimientos, que había operado en los concejos de Parres y Piloña. En total se ha detenido a 9 personas, entre miembros de la organización y uno de sus receptadores, a las que se les imputan 27 hechos delictivos alrededor del país. Sus principales objetivos eran negocios de telefonía móvil.

Las investigaciones se iniciaron aquí en la comarca oriental, en septiembre de 2014, al tener conocimiento de un robo perpetrado en un establecimiento de telefonía móvil en la localidad de Arriondas. Poco después se produjeron un robo con violencia en el interior de un domicilio, en el concejo de Piloña, y una tentativa de robo con fuerza en un estanco, también en la capital parraguesa. A estos hay que sumar su participación en 15 robos en varios establecimientos de telefonía móvil repartidos por el país.

Los integrantes de este grupo se trasladaban desde la periferia de Madrid a localidades de diferentes provincias, realizando reconocimientos previos en búsqueda de establecimientos que les fueran propicios, para volver a los pocos días y actuar directamente sobre el lugar seleccionado. Todos los hechos tenían un elemento común, el forzamiento y la fractura del bombín de la cerradura de la puerta mediante el empleo del método conocido como 'sacacorchos'. Las investigaciones llevadas a cabo, así como la colaboración ciudadana, permitieron identificar un turismo, que fue fundamental para localizar a los integrantes del grupo.

Como consecuencia de las detenciones y de los registros practicados en los domicilios de los detenidos, fueron intervenidos 80 teléfonos móviles, 21 gafas de sol y graduadas, 3 tablets, 2 ordenadores, 3 desbrozadoras, 2 martillos percutores, 17 relojes, 1 cámara fotográfica, 22.000 euros, 1 inhibidor de frecuencia y abundante herramienta especializada, entre otras cosas. Se estima que pudieran haber sustraído más de 700 teléfonos móviles, con un valor superior a los 140.000 euros. La investigación continúa abierta, con el objeto de identificar la procedencia de parte de los efectos intervenidos, y no se descarta que el número de hechos delictivos esclarecidos se incremente.

Además de en Asturias los otros robos se produjeron en Guardo (Palencia), en Hellín y Tarazona (Albacete), en Mota del Cuervo (Cuenca), en Laguna de Duero (Valladolid), en Llerena (Badajoz), en Peñarroya-Pueblonuevo y Palma del Río (Córdoba), en Ciudad Rodrigo (Salamanca), en Melide (A Coruña), en Burela y Ribadeo (Lugo), en Yecla (Murcia), en Alcalá la Real (Jaén). Así como en 3 robos con fuerza en estancos las localidades de Saldaña (Palencia), Elche de la Sierra y La Roda (Albacete). Además, se les imputa también el robo a una óptica en Hellín, dos establecimientos de bebidas alcohólicas en Guardo (Palencia) y un establecimiento de venta de maquinaria agrícola en El Tiemblo (Ávila).