Parres aprueba hoy un Plan General que prevé hasta 2.304 nuevas viviendas

Vista general de Arriondas, la capital de Parres, donde se prevé que se puedan construir la mayor parte de las 1.101 viviendas previstas en los suelos urbanos. /
Vista general de Arriondas, la capital de Parres, donde se prevé que se puedan construir la mayor parte de las 1.101 viviendas previstas en los suelos urbanos.

De ellas 1.755 ya figuraban en las Normas Subsidiarias aunque no se llegaron a construir. La mayor parte se edificará en los pueblos

TERRY BASTERRA

«Es un Plan General que no es nada expansionista y que se ha elaborado acorde a la demanda actual en el sector inmobiliario». Así define el alcalde de Parres, el socialista Marcos Gutiérrez Escandón, el nuevo texto urbanístico que será llevado hoy ante el pleno municipal y que, salvo sorpresa mayúscula, saldrá adelante con los votos de los concejales socialistas, que en este consistorio gozan de mayoría absoluta.

Pero el que el regidor asegure que se trata de un documento «nada expansionista» no es una afirmación vacía, sino que se sustenta en las previsiones edificatorias que recoge el texto y que, en su mayoría, ya figuraban en las Normas Subsidiarias que desde finales del pasado siglo rigen el urbanismo en el concejo. El nuevo PGO prevé la construcción de hasta 2.304 viviendas en el concejo durante los próximos lustros, de las cuales 1.203 se situarían en los núcleos rurales existentes en el municipio, mientras que las 1.101 restantes se levantarían en los urbanos. De estos inmuebles Gutiérrez Escandón especifica que 1.755 ya se incluían en la anterior norma urbanística -946 en los pueblos y 809 en las zonas urbanas- pero no se llegaron a desarrollar.

El nuevo PGO de Parres, según destacó el alcalde, persigue además otro objetivo: fijar población en la zona rural. «Se prevé un mayor crecimiento en el número de viviendas en los núcleos rurales porque queremos fijar población y así se le trasladó al equipo redactor», explicaba ayer Marcos Gutiérrez Escandón. Los pueblos van a aumentar ligeramente su tamaño y en ellos se van a mantener las zonas edificables que ya figuraban en las Normas Subsidiarias. También se van a intengrar las denomiadas áreas de influencia en los propios núcleos rurales.

Para la construcción de nuevas viviendas en los pueblos el alcalde explicó que, en aquellos casos en que las fincas se encuentren dentro del propio núcleo se podrá edificar la totalidad de la parcela, respetando los tres metros de retranqueo que se tienen que dejar con los inmuebles vecinos, así como los cuatro metros con los caminos. En los casos en los que la finca donde se quiere edificar no esté en el interior del núcleo para poder construir viviendas se precisará de una parcela de al menos 1.200 metros cuadrados. Además desde el Ayuntamiento se quiere impulsar la construcción de quintanas.

En cuanto a las zonas urbanas, principalmente la capital del concejo, en el nuevo PGO se prevé que en estos suelos se puedan edificar hasta 1.101 nuevas viviendas de las cuales 946 ya estaban previstas en las Normas Subsidiarias. La mayoría de estos futuros inmuebles se prevé que se levanten en la zona de Arriondas Norte, pero también una menor cantidad se repartirá por otras zonas del concejo. Y es que el equipo de gobierno quiere que el nuevo PGO sirva para ordenar algunos suelos urbanos del concejo que lo necesitan, caso de la zona que se encuentra entre la calle Monte Sueve, la avenida Constitución y las vías del tren, donde también se contempla que se puedan construir futuros inmuebles.

La nueva normativa urbanística parraguesa también dedica un apartado a los suelos industriales del concejo. Por un lado se mantienen las presiones de crecimiento del polígono de Santa Rita, ya recogidas en las Normas Subsidiarias y para lo que es preciso llegar a acuerdos con la propiedad del terreno, así como la dibujada en la zona de Castañera. Pero también se prevé la ampliación del polígono de Prestín. Además se reservan unos suelos para uso dotacional en la zona conocida como el Terrón, en la capital parraguesa. Esto se hace porque se trata de un lugar elevado y libre de posibles inundaciones que permitirá construir en él, en caso de que sea necesario, edificios escolares o de uso social.

Retraso de varios años

Diez años han pasado desde que se empezó a elaborar el nuevo Plan General de Ordenación de Parres, un tiempo en el que han sido numerosos los problemas que han afectado a su tramitación. Durante esta legislatura uno de sus principales frenos ha sido el hecho de que buena parte de Arriondas sea considerada una zona inundable. A esto se sumó el cambio de normativa de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y la elaboración del nuevo Plan Hidrológico que no se aprobó hasta junio de 2013, momento en el que «pudimos pisar el acelerador para darle un empujón al plan», explicaba el alcalde.

Una vez listo el texto fue remitido a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) para que lo revisase. Hecho esto, y atendidas las indicaciones realizadas por el organismo regional en su informe, el PGO se lleva hoy a pleno para su aprobación inicial «porque aunque podíamos haber esperado a la próxima legislatura era un compromiso que habíamos adquirido con los vecinos y que llevábamos en nuestro programa electoral»

Una vez aprobado inicialmente el PGO saldrá a exposición pública durante dos meses. Para facilitar a los parragueses su consulta el Ayuntamiento ha contratado a una empresa especializada para que resuelva sus dudas, realice unos paneles informativos que faciliten a los vecinos la comprensión del texto urbanístico e, incluso, les ayude a elaborar las alegaciones en aquellos casos en los que los lugareños quieran presentar sus sugerencias al texto urbanístico.