«Toda la vida comí poco, anduve mucho e hice de todo»

Laudelina Sánchez Blanco 'Lula', en el centro con su hija Olga Mari y su yerno. /
Laudelina Sánchez Blanco 'Lula', en el centro con su hija Olga Mari y su yerno.

Laudelina Sánchez Blanco 'Lula' cumplió ayer 100 años y está considerada una de las abuelas del municipio de Parres

TERRY BASTERRA

Ayer el establecimiento comercial Casa Olga Mari de Arriondas era un constante fluir de personas que querían felicitar a Laudelina Sánchez Blanco, conocida cariñosamente como 'Lula'. Y no era para menos. Y es que esta mujer cumplía ayer 100 años en un excelente estado de salud.

Ella misma daba la clave para alcanzar un siglo de vida con tanta vitalidad y energía. «Toda la vida comí poco, anduve mucho e hice de todo», recalcaba. Pero es que hoy en día sigue siendo muy activa. «Hago la comida, pongo la lavadora y limpio lo que puedo», explicaba ayer desde la tienda de Olga Mari, su hija. 'Lula' vive con su otro hijo, Kike, y tiene además un nieto y dos biznietos.

Esta centenaria es una parraguesa de adopción, pero canguesa de nacimiento. Natural de la localidad de Coviella, vivió allí hasta 1940, año en el que contrajo matrimonio y se trasladó a Arriondas. En Coviella ayudó ya desde muy joven a sus padres en las labores del campo, ya que provenía de una familia campesina. Ya en la villa parraguesa su marido abrió un taller mecánico y ella se dedicó desde entonces a cuidar a sus hijos y a atender las labores del hogar, algo que sigue haciendo a día de hoy, siempre dentro de sus posibilidades.