«El túnel de Arobes soluciona el problema ahí, pero no en el resto de la nacional»

Marcos Gutiérrez Escandón, en su despacho del Ayuntamiento de Parres. /
Marcos Gutiérrez Escandón, en su despacho del Ayuntamiento de Parres.

«El PSOE da alternativas para que los vecinos de la zona rural decidan si prefieren vivir ahí o en una villa o ciudad»

SHEILA VACA

Tras cinco años al frente de la Alcaldía de Parres y otros siete como teniente de alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón afronta una nueva candidatura, pero esta vez como número dos por el PSOE a la Junta del Principado. Asegura que su partido hace una apuesta por el medio rural y se siente satisfecho de haber «saneado las cuentas del Ayuntamiento» en unos años «complicados».

¿Qué balance hace de esta legislatura?

Hace varios años, los socialistas nos preguntamos qué queríamos para Parres. En aquel momento se estableció un plan y, en función de eso, se ha ido actuando estos años. Dicho esto, el balance de estos cuatro años es positivo. Con respecto a las infraestructuras, se invirtió mucho en la zona rural y se inició la renovación de la red de la traída de agua. Además, se sanearon las cuentas del Ayuntamiento, a pesar de ser unos años complicados por la crisis y por aquél año en el que gobernó Foro y quedamos olvidados. No nos limitamos a resistir, sino que se trabajó bien, en positivo, y eso tengo que agradecérselo al resto de miembros del equipo de gobierno.

Han repetido en varias ocasiones que han hecho una fuerte apuesta por lo social.

Pusimos como algo prioritario las personas y la mejora de su calidad de vida. Tenemos el hospital, el Centro de Apoyo a la Integración (CAI), la residencia de mayores que está en proceso de ampliación, entregamos más de 30 viviendas sociales, se erradicó un foco de chabolismo y se consiguió que Parres fuera Ciudad Amiga de la Infancia.

¿Qué proyectos se han quedado en el tintero?

Fundamentalmente dos que llevábamos en el programa y que estoy seguro que se hará un esfuerzo en realizarlos si conseguimos gobernar de nuevo. Son la enseñanza de 0 a 3 años, que es muy necesaria, y el lavado de cara de la villa. Llevábamos convertir la calle principal de Arriondas en una especie de bulevar, mejorar aceras con bancos y árboles. Lógicamente no es un proyecto para ejecutar el Ayuntamiento directamente, lo trasladamos a la Consejería de Fomento y, con la situación actual, se priorizó el tema del agua, pero es algo que estamos interesados en que se lleve a cabo.

¿Cuáles son las dificultades que han marcado su gestión?

Fundamentalmente económicas. La nueva ley de administración local es un auténtico lastre para los ayuntamientos. Tuvimos que aprobar un plan de ajuste en contra de nuestros principios. Con el objetivo de reflotar alguna entidad bancaria como Bankia, nos obligaron a suscribir la operación de crédito por el tema de pago a proveedores, precisamente con Bankia, a unos intereses altísimos, que yo entiendo que eso podría haberse hecho a través del Banco de Crédito Local, con unos intereses mucho más bajos y no meterle dinero a estos bancos.

¿En qué situación queda el Ayuntamiento tras ese plan de ajuste?

Bien. Totalmente saneado y no hay ningún tipo de pago pendiente, salvo las facturas que pueden haber entrado los últimos días. Tenemos un remanente de tesorería positivo de 800.000 euros, capacidad de endeudamiento, se están pagando las facturas en menos de 30 días y se mantuvieron todas las subvenciones en el tejido asociativo del concejo.

¿Qué motivó su decisión de no volver a presentarse a la Alcaldía de Parres?

Se me planteó la posibilidad de ir en la candidatura autonómica y tuve que tomar una decisión. Siempre es bueno cambiar un poco de aires, estuve de primer teniente de alcalde siete años y, de alcalde, cinco. Hay que ser conscientes de que en estos puestos estamos de paso y tras comentarlo con familia y gente cercana, tomé la decisión.

¿Cómo afronta su candidatura a la Junta?

Con ilusión. Es algo nuevo, siempre me gustó la parte política y entiendo que la Junta General es un órgano político, hay ganas de trabajar y hacer cosas por la comarca. Somos una candidatura con clara vocación municipalista y creo que todos los políticos deberían pasar por esa escuela. Me gustaría decirle a la gente que cuando vengan los cabeza de lista de PP y Foro a entregarles la propaganda electoral, Luis Venta y Albano Longo, que les pregunten a ver dónde van a votar ellos, dónde están empadronados, porque me da la sensación de que no se van a poder votar a sí mismos.

¿Cuáles son las propuestas del PSOE más destacadas para la comarca oriental?

Al ser una comarca eminentemente rural, muchas irán relacionadas con este ámbito. El medio rural tiene que tener tres objetivos: proporcionar empleo, reforzar una producción alimentaria sostenible y que sea una fuente de recursos para industrias y servicios. Tiene que ser buscando el equilibrio entre el desarrollo económico y la calidad ambiental. Todas las actuaciones que propone el PSOE para Asturias van encaminadas en ese sentido, a las personas, a mantener las personas en el territorio y hacerlo con su actividad tradicional, porque nos van a dar esa calidad ambiental. Aunque también se apuesta por diversificar, porque la gente que tiene mejor calidad de vida es la que aparte de tener esa actividad tradicional, realiza algún tipo de actividad complementaria.

¿Por ejemplo?

Pequeñas industrias alimentarias, turismo, artesanía, el cultivo de productos no tradicionales como los frutos rojos. Dar alternativas para que las personas de la zona rural vivan mejor y digan que prefieren vivir ahí que en una villa o una ciudad.

¿Qué alternativas ofrecen?

Acercar servicios, mejorar infraestructuras, comunicaciones, mejorar los saneamientos, acercar las nuevas tecnologías a la zona rural como que todas las familias, independientemente de donde vivan, tengan acceso a internet. Planteamos también el optibus, es decir, aprovechar el transporte escolar para acercar a los mayores a las villas o a los centros de salud, previa petición de esas personas que lo puedan usar. También queremos transformar 40.000 hectáreas en pastos de montes de entidad pública para ponerlos a disposición de los ganaderos hablando, eso sí, con ayuntamientos y priorizando zonas.

Controles

Hablando de ganaderos. Uno de los principales problemas que afecta a Parres directamente es el tema de la tuberculosis bovina. ¿Cree que el Principado debería insistir más en este asunto?

Entiendo que si llego a la Junta es un tema del que estaré muy pendiente porque afecta directamente a Parres. Tenemos un foco y hay que poner todos los medios para atajarlo. Se debe hacer un control exhaustivo sanitario de toda la fauna salvaje intentando saber si es el causante porque, por lo que se hizo hasta ahora, no se sabe muy bien si son las vacas quienes infectan a la fauna salvaje o viceversa. Además, es necesario hacer controles de quien entra y quien sale para evitar que se extienda a otras partes.

¿Qué valoración hace del falso túnel que se está levantando en Arobes tras el argayo producido a principios de febrero?

Lo valoro positivamente. Es una obra importante y que solucionará el problema en ese tramo concreto. Pero toda esa ladera está muy inestable, tanto en ese tramo como en el que hay entre Ozanes y Arobes. Se solucionará el problema en esos 70 metros pero probablemente vayamos a seguir teniendo peligro en el resto. De hecho, este invierno cayeron dos piedras muy grandes que ocuparon el carril derecho en dirección a Oviedo.

Habían aprobado en pleno una moción para crear un acceso al hospital por la N-634. ¿En qué quedó?

Dimos traslado al Ministerio de Fomento porque eso afectaría a la N-634 y aún no tenemos respuesta. Nosotros aprobamos la moción pero sí que sería interesante que la gente, los usuarios del hospital, pudieran acceder directamente sin tener que atravesar Arriondas. Y eso es un peligro, sobre todo en épocas estivales cuando hay mucho tráfico por Arriondas.