«Pelearemos para que el Gobierno mejore el puente Emilio Llamedo»

Emilio García Longo, en su despacho del Ayuntamiento de Parres. /
Emilio García Longo, en su despacho del Ayuntamiento de Parres.

«Gobernar en minoría es una oportunidad para fomentar el diálogo. Espero que la oposición sea constructiva y leal con los ciudadanos»

SHEILA VACA

Solo ha cambiado de despacho, pero eso ha traído consigo una «responsabilidad» que afronta con entusiasmo. El nuevo alcalde de Parres, el socialista Emilio García Longo, tiene claro que la administración municipal debe modernizarse, que es necesario un cambio estético en el concejo y que hay que generar actividad económica.

¿Cómo afronta esta nueva legislatura en la que el PSOE gobernará en minoría tras cuatro años de mayoría absoluta?

Hubo legislaturas que ganamos con mayoría absoluta y otras que lo hicimos sin ella. Es decir, que no es algo nuevo. La mayorías absolutas, como se dice vulgarmente están muy caras, y a lo mejor es más fácil conseguirla partiendo de la oposición que mantenerla tantos años seguidos. Pero dicho eso, la situación real es que es un gobierno en minoría y eso nos obliga a dialogar, a trabajar de una forma diferente y eso tiene sus cosas positivas.

¿Cuáles?

Creo que es una oportunidad para fomentar el diálogo, eliminar tensiones que muchas veces se producen. Lo afronto con ilusión, es un reto y una oportunidad excepcional. Veo buena disposición, sobre todo en algunas fuerzas políticas y eso es importante.

¿Qué espera de la oposición estos cuatro años?

Que sea constructiva, leal, no con la figura del alcalde sino con la institución y con los ciudadanos. En ese punto creo que nos encontramos todos. Si tenemos claro por qué estamos aquí, cual es el objetivo último de nuestra presencia en esta institución, podemos llegar a puntos de encuentro, y eso es lo que nos exigen los ciudadanos.

Antes de que Izquierda Unida comunicase su decisión de no pactar con ningún partido, ¿esperaban su apoyo para la investidura?

Bueno, ni esperábamos ni dejábamos de esperar. El resultado de las elecciones fue el que fue, hubo conversaciones y respetamos claramente la decisión de IU. Es un partido con una organización detrás, con unos criterios, y hay que respetar la decisión de sus órganos de gobierno. A partir de ahí, lo que se habló con ellos es que intentaremos llegar a acuerdos puntuales, trabajar de forma coordinada y creemos que; igual que con otras fuerzas, es posible el entendimiento.

¿Qué objetivos se marca?

El programa electoral es el compromiso que sellamos con los ciudadanos, donde definimos nuestras líneas estratégicas. Consideramos importante el impulso de las iniciativas que tengan que ver con el empleo y el emprendimiento. El Ayuntamiento no es una agencia de empleo, pero debe ser un agente dinamizador, un interlocutor con otras administraciones y debe jugar un papel de coordinación con las empresas privadas para producir un efecto sobre el empleo. Otra línea debe ir en la potenciación de todos los recursos, culturales, naturales, paisajísticos, gastronómicos, que ofrece el concejo como generadores de actividad económica. Y con respecto al medio rural, la gente debe tener las mismas condiciones independientemente del lugar en el que vivan.

Ha indicado en varias ocasiones que es necesaria una modernización de la administración municipal. ¿A qué se refiere?

La modernización de la administración entendida como un cambio cultural, en la forma de relacionarse con los ciudadanos y de que los propios trabajadores realicen su función, porque ese es el fin del Ayuntamiento. Tenemos que hacer un esfuerzo en simplificar procedimientos y acercar el Consistorio a los vecinos. y eso requiere una nueva forma de trabajar. No es un proceso que se pueda hacer de hoy a mañana, es a medio o largo plazo, pero nos vamos a poner desde ya con ello.

Podría decirse entonces que esa será su primera actuación.

Una de las cosas que estoy haciendo es reunirme con todos los jefes de servicio de los distintos departamentos para transmitirles un poco esa idea. Necesitamos dar un impulso, hacerla más fluida, ágil, dinámica y al servicio de los ciudadanos.

Una de las ideas que permanece en el tintero es la creación de una especie de bulevar en la vía principal de Arriondas. ¿Retomará ese proyecto?

Vamos a centrarnos en todo lo que tenga que ver con la mejora de la imagen. Ahí abordaremos temas como ese. Otra cosa, que consideramos una demanda histórica y por lo que vamos a pelear, es el puente de Emilio Llamedo. Venimos insistiendo mucho al Gobierno central, que es el competente en eso, porque además de ser la entrada de Arriondas, emocionalmente para los parragueses es mucho más. Es una infraestructura que necesita un lavado de cara potente.

El anterior alcalde solicitó en su día una actuación de mejora en las carreteras secundarias afectadas por los desvíos habilitados con motivo de la construcción del falso túnel de Arobes. ¿Hay alguna novedad al respecto?

La última vez que estuvo el delegado del Gobierno visitando las obras fue pasadas las elecciones. Volví a hablar tanto con él como con el jefe de Demarcación de Carreteras y nos confirmaron que, una vez finalizados los trabajos, que acabarán este mismo mes, se iba a mejorar esos accesos que durante tanto tiempo soportaron el peso continuado del tráfico. Vamos a estar vigilantes y atentos de que eso se materialice.

Sólo tres alegaciones al PGO

En ese sentido, ¿cree que sería necesario actuar en el resto de la ladera de la N-634 en dirección Soto de Dueñas?

La N-634 en el tramo comprendido entre Lieres y Arriondas está muy deteriorada. En los últimos años no se hicieron ni tan siquiera labores de mantenimiento. Creo que es una vía de comunicación importante para el tráfico interior de Asturias con el centro y necesita una actuación porque los trazados quedaron incluso obsoletos en algunos tramos. Próximamente me reuniré con los alcaldes de Piloña y Nava porque nos afecta a todos. En el tema concreto de Parres es cierto que se hizo una inversión muy importante, pero el tramo entre Soto de Dueñas y Ozanes tiene muchos puntos negros. Se solventó este, esperemos que no haya más problemas de esa envergadura, pero la situación es la que es.

El Plan General se encuentra en su periodo de exposición pública. ¿Cuántas alegaciones se han presentado hasta el momento?

Hasta el jueves había tres alegaciones. Como el periodo de información pública son dos meses, aún queda tiempo para que la gente haga sus sugerencias porque para eso está. Estamos en el momento de corregir y subsanar cualquier tipo de error que haya en el documento. No obstante no encuentro gran crispación ni movimiento entre los ciudadanos. El objetivo final es que de ahí salga el mejor documento y el que responda más y mejor a las necesidades de Parres.

¿Cómo avanzan las obras de ampliación de la residencia de mayores?

Bien. Fue una de las obras que nos llevó mucho esfuerzo de gestión, pero que es fundamental porque la pirámide de población es la que es, cada vez más envejecida. La gente, afortunadamente, cada vez vive más años, y la residencia ya se quedaba pequeña. Teníamos situaciones de personas con necesidad de ser atendidos permanentemente en un centro especializado como este, y la ampliación nos va a permitir dar respuesta a eso.