El II Descenso Solidario del Sella a favor de Unicef espera reunir a cerca de 300 personas

Díaz, García Longo y Naval, ayer en la presentación del descenso./
Díaz, García Longo y Naval, ayer en la presentación del descenso.

Este descenso solidario cuenta con la participación de la empresa Astur Aventura, quien facilita las canoas

T. BASTERRA

Ya hay fecha para la segunda edición del Descenso Solidario del Sella a favor de Unicef. Será el domingo 5 de julio a partir de las 12 horas. El precio para los participantes será de 20 euros por adulto y 10 para los niños y la totalidad de la recaudación se destinará a Unicef para que lo destine a los programas de lucha contra la desnutrición infantil aguda -la que causa la muerte- que tiene en marcha en el mundo, una enfermedad con 20 millones de afectados y que tiene especial incidencia en varios países africanos, pero también en alguno de Asia.

Este descenso solidario cuenta con la participación de la empresa Astur Aventura, quien facilita las canoas. Adrián Díaz explicó que el año pasado «fueron 150 las personas que participamos y este año esperamos alcanzar las 250 ó 300». Entre los aspectos que juegan a favor de que se incremente la participación está el que se realiza el primer fin de semana de julio y no a mediados de junio como el pasado año. También que se celebra en domingo para facilitar la participación de las familias.

Los fondos que se recauden Unicef los dedicará a las compras de unas bolsitas rellenas de alimentos terapéuticos que se dan a niños que sufren casos de desnutrición aguda, como explicó Ángel Naval, presidente de Unicef en Asturias.

El alcalde de Parres, Emilio García Longo, confió en que esta inciativa solidaria «se consolide para ayudar a la mejora de las condiciones de vida de todo el mundo». Y agradeció el apoyo que presta la organización benéfica al Ayuntamiento asesorándolo en los planes de infancia que lleva a cabo este consistorio.