Piragüistas de 17 países participarán en la 79 edición del Descenso del Sella

Piragüistas de 17 países participarán en la 79 edición del Descenso del Sella

Se fraccionará además el pago por la estancia a los selleros. Se les cobrará por días de estancia y no una tarifa fija, tal y como se hacía hasta este año. Los alcaldes de Parres, Ribadesella, Piloña y Cangas de Onís apuestan por la unión y el trabajo conjunto lejos de los «localismos»

ANDREA INGUANZO

El 79 Descenso del Sella rompe fronteras. Y las rompe a nivel internacional, con la participación de un total de 17 países en la prueba piragüística, pero también en el ámbito local, con la unión de todos los municipios implicados en la celebración de la gran fiesta de Asturias. Así lo afirmaron ayer los alcaldes de Ribadesella, Parres, Piloña y Cangas de Onís, durante el acto de presentación de esta nueva edición, que se presentó en el incomparable marco del Aula de la Monarquía de Asturias, en la capital canguesa. Desde allí los regidores apostaron por romper con los localismos y trabajar unidos para poner a las Piraguas «en el lugar que le corresponde como la fiesta más importante de Asturias».

En el acto estuvo presente también el presidente del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS), José Antonio Modino, que adelantó que la 79 edición será «tan buena como la anterior». «La participación se asemeja a la del año pasado. El número de inscritos es similar, aunque el plazo para apuntarse a la prueba aún estará abierto hasta el 25 de julio», explicó. Además, aunque se han dado de baja algunos países vecinos «hay otros que no participaban el año pasado y que se están animando a venir, por lo que la participación internacional quedará también en los mismos términos, serán unos 17 países los que cuenten con representación en el Sella», aclaró Modino.

Respeto a las novedades que guarda este año la organización de la prueba, el presidente del CODIS destacó el traslado de la acampada de piragüístas a los campos de Oba y la incorporación de la contrarreloj del Sella, la prueba que determinará el orden de salida para los cabezas de serie, que se disputará en la ría del Sella el jueves día 6 de agosto. «Tratamos de asemejar la dinámica a la que se desarrolla, por ejemplo, en la Fórmula 1 y además creo que va a ser un aliciente para los más rápidos del descenso», valoró Modino.

El Sella, patrimonio de todos

Al acto no asistió el director general de Deportes, José Ramón Tuero, que sí estaba convocado. En su ausencia se pronunciaron los regidores y, en concreto, el parragués, Emilio García Longo, recordó la responsabilidad que implica la participación activa en un evento de la magnitud de las Piraguas. Por ello llamó «a la participación activa de la ciudadanía», porque como afirmó «el Sella es patrimonio de todos».

Por lo mismo abogó el regidor cangués, que se ofreció para «trabajar y colaborar con todos los municipios implicados, con el objetivo de mantener la fiesta de las Piraguas en el lugar que se merece». Iván Allende, alcalde piloñés, recordó que Piloña «no es solo un afluente del Sella, también forma parte de la historia del Descenso». Y, por su parte, Charo Fernández Román apostó también por «la unión de los concejos implicados». Quiso tener la regidora un recuerdo para Chus Villar, piragüísta del Sella recientemente fallecido. Al finalizar el acto se sirvió un vino español cortesía de la Asociación de Empresarios de los Picos de Europa (Incatur). Asistieron también el pregonero de este año, el palista Manuel Busto, y el autor del cartel definitivo, Agustín Aramburu.

El Ayuntamiento de Ribadesella anuncia cambios en la acampada de las piraguas para esta próxima edición. Como ya se adelantaba al término de la pasada, se hará efectiva la reorganización del asentamiento de los campistas. De este modo, se elimina la zona comprendida en El Malecón y las inmediaciones del IES Avelina Cerra, quedando la acampada oficial del Sella centrada en la zona del Prau de San Juan-La Mediana.

Así lo explicaba ayer la alcaldesa riosellana, Charo Fernández Román, detallando que «durante la pasada edición no se llenó ni la acampada de El Malecón ni la del Prau San Juan, por lo que este año hay que tomar medidas». La regidora forista señaló que el entorno de El Malecón «es una zona que tarda mucho tiempo en regenerarse y volver a la normalidad, por la basura que se tira al río y porque, entre otras cosas, hay por el medio parques infantiles que se tardan en limpiar para retirar cristales rotos a cualquier otro resto».

Lo que pretende el Consistorio es ofrecer el Prau San Juan como área de camping para los selleros y completar este con La Mediana. «Cuando esté lleno el prau San Juan empezaremos a derivar a la gente hacia la Mediana, y así quedará todo centralizado en un solo área de la villa», detalló la primer edil.

Otra de las novedades pasa por el precio de las acampadas. «Hasta el momento se cobraba la misma tarifa a cualquier persona que llegase en cualquier momento, 20 euros. Este año esa será la tarifa base, la que se cobrará el día que se abra la zona de acampada, pero a partir de esa jornada, en las siguientes, se aplicará un precio reducido según el número de noches que se vaya a permanecer dentro del recinto», apuntó. Respecto a estas nuevas tarifas, Fernández Román comentó que aún no se ha determinado su cuantía.

Por otro lado, la alcaldesa riosellana desveló ayer durante la presentación de la 79 edición del Descenso del Sella que una empresa privada «ha cedido parte de sus instalaciones para mejorar la estancia de los piragüístas». La acampada de los palistas se ha emplazado definitivamente en los Campos de Oba y allí, además de los baños químicos que colocará el Ayuntamiento, «se podrá disfrutar de los vestuarios y las duchas de dicha empresa».