«La subida o bajada de los sueldos solo puede ser valorada al final del mandato»

Marcos Gutiérrez Escandón en una imagen tomada el pasado mes de mayo. /
Marcos Gutiérrez Escandón en una imagen tomada el pasado mes de mayo.

«Nunca percibí más de 2.200 euros líquidos mensuales en los cinco años en los que ejercí como alcalde»

ANDREA INGUANZO

Hace ya algunas semanas que ha dejado el cargo y el que hasta mayo fuese el alcalde del concejo de Parres no puede desvincularse tan rápido del concejo. Al menos de la parte política. Por ello, con la intención de analizar lo sucedido desde su salida y el horizonte ha querido valorar una serie de cuestiones y puntualizar otras.

Desde la distancia, ¿cómo analiza los resultados obtenidos por el PSOE en el concejo de Parres?

Es cierto que hubo un descenso en el apoyo de los votantes al PSOE pero seguimos siendo el partido más votado de nuestro concejo. Eso tiene mérito llevando tantos años como llevamos gobernando en este municipio.

¿Cuáles cree que han sido los motivos del descenso del apoyo de los votantes?

A mi entender hay dos causas fundamentales en el descenso de apoyos. La primera la elevada abstención sobre todo entre nuestros votantes. Quizás muchos de ellos daban por hecho una victoria fácil a tenor de las opiniones escuchadas en la calle antes de las elecciones. Probablemente nuestros votantes no estaban lo suficientemente tensionados. La otra causa fue el hecho de que se presentasen solamente cuatro fuerzas políticas en nuestro concejo, a diferencia de algunos concejos limítrofes, y ello nos perjudicó como partido más votado.

¿Cómo valora las decisiones tomadas y los pasos dados por el actual equipo de gobierno?

Las decisiones tomadas por el actual gobierno son las que había que tomar teniendo en cuenta las actuales circunstancias y el reparto de fuerzas en el Ayuntamiento. Estamos en buenas manos, conozco bien a los actuales miembros del equipo de gobierno y al alcalde. Son personas trabajadoras y responsables. Tomaron y tomarán la mejor decisión en cada momento y ante cualquier problema que surja.

¿Considera positiva y justa la bajada de sueldos finalmente aprobada con respecto a los mandatos anteriores?

La bajada o subida de los sueldos de los políticos sólo puede ser valorada positiva o negativamente al final de los mandatos y en función de los resultados. El problema es que los salarios se ponen al principio. Creo que esto es algo que debía estar regulado por ley, tomando como referencia la población de cada municipio, con cifras concretas para que no hubiera lugar a dudas. Así se acabaría este debate al comienzo de cada legislatura. A propósito de este tema me gustaría aclarar una información que se publicó en este medio y, de rebote, en otros sobre lo que yo cobraba como alcalde. Se escribió que recibía más de 3.100 euros líquidos y nunca, en los cinco años que ejercí de alcalde, percibí más de 2.200 euros líquidos mensuales. La diferencia es sustancial. Puede que para alguno siga siendo excesivo y lo respeto, pero no lo comparto. Tomar decisiones y refrendarlas con la firma supone para los alcaldes una gran responsabilidad, probablemente ahora más que nunca. Si hay algún problema el responsable último es el alcalde que en determinados casos podría responder incluso con su patrimonio.

¿Cómo ve la relación con Izquierda Unida? ¿Cree que habría sido mejor conseguir unir fuerzas para desarrollar un gobierno en coalición en lugar de buscar únicamente apoyos puntuales?

Creo que la relación con IU en Parres ha sido y es buena, salvo algunos aspectos puntuales. Estamos condenados a entendernos. Los votantes de Parres una veces nos dan la mayoría absoluta a nosotros y, otras veces, nos la quitan dando mas votos a IU. Pero, en cualquier caso, estamos en un concejo ideológicamente de izquierda. De todas formas, si no estoy equivocado, no hay un gobierno de coalición porque IU de Parres no quiso. En el pasado lo hubo.

¿Cómo ve el futuro del PSOE en Parres?

El PSOE de Parres goza de buena salud. Tenemos, en términos porcentuales, el mayor numero de militantes de todas las agrupaciones del Oriente de Asturias. Por algo será. Y hay un buen equipo al frente, la Ejecutiva Local. Estoy convencido que el futuro político de nuestro concejo seguirá pasando por el PSOE. Aún tenemos proyecto para Parres y gente preparada para ejecutarlos.

Y ahora como parragués, ¿qué augura para los próximos 4 años de legislatura?

Será una legislatura difícil. Todavía no se ve la luz por lo que se refiere a la crisis económica, a pesar de lo que diga Rajoy, y eso lo condiciona todo. Pero yo soy optimista. En el Ayuntamiento de Parres están sentadas las bases para crecer. Contamos con un buen equipo de gobierno y contaremos también con un Gobierno autonómico que ayudará, estoy seguro. Por tanto no tengo ninguna duda de que en Parres viviremos mejor en el 2019 que hoy.

¿Qué cosas quedaron pendientes? ¿Cree que se podrán sacar adelante en esta situación de minoría?

Había algunos proyectos en nuestro Programa Electoral de 2011 que por unos motivos u otros, siempre ajenos a nuestra voluntad, fue imposible ejecutar: la escuela de 0-3 años, temas relacionados con la villa de Arriondas como la regeneración de algún barrio degradado etcétera. Tengo el total convencimiento que en este mandato se avanzará en ello. Para ello apelo a la responsabilidad de todos los grupos políticos de la corporación. No sólo hace falta un gobierno responsable, que lo tenemos, sino también una oposición responsable y constructiva que piense en el bienestar de los vecinos y deje de lado intereses partidistas. Algo fundamental es, por ejemplo, tener presupuestos en los próximos ejercicios.

¿Cómo analiza su paso por la Alcaldía del concejo de Parres?

Mi valoración es positiva. Se hicieron muchas cosas en beneficio de los parragueses y en circunstancias muy adversas, quizás las peores de las últimas legislaturas. Y siempre siguiendo la linea marcada para Parres por nuestros antecesores socialistas. Cuando aquellos se preguntaron cómo queríamos que fuese el futuro Parres, se sentaron las bases de una política orientada fundamentalmente a lo social. Consecuencia de ello tenemos el hospital, una residencia de mayores que se está ampliando, el CAI, un alojamiento temporal tutelado para personas que puedan tener problemas, entregamos más de 30 viviendas sociales la legislatura pasada o recibimos el galardón como 'Parres Ciudad Amiga de la Infancia', por poner algunos ejemplos. Este es el camino que yo quería seguir, como alcalde, y creo que, en gran medida, se ha conseguido, gracias por supuesto a todos los concejales que trabajaron conmigo, de los cuales me siento muy orgulloso. Por todo ello me voy con la mochila cargada de experiencias positiva, alguna negativa hay también, pero pesan más las primeras. Y ante todo, fue un orgullo y un honor ser el alcalde de todos los parragueses que son mi gente.