Los trabajadores de Arriondas reclaman que Sanidad les reconozca sus derechos

Varis empleadas en uno de los laboratorios del hospital de Arriondas en una imagen de archivo tomada en 2014. /
Varis empleadas en uno de los laboratorios del hospital de Arriondas en una imagen de archivo tomada en 2014.

Un informe jurídico externo determina que son «a todos los efectos» personal fijo y solicitan que se les trate como al resto de empleados del Sespa

TERRY BASTERRA

Los cerca de 300 trabajadores laborales con los que cuenta el Hospital del Oriente de Asturias quieren aclarar la situación en la que se encuentran después de que el 23 de febrero de 2012 el Consejo de Gobierno aprobase el acuerdo definitivo para integrar a estos empleados en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y después la Consejería de Sanidad modificase unilateralmente este convenio. Por este motivo los propios trabajadores han encargado y costeado un informe jurídico sobre su situación al bufete Casa de Ley y que ha sido elaborado por los abogados Juan Galán Fernández, Francisco Javier San Martín Rodríguez y Juan Francisco García Sánchez.

Dicho documento fue presentado en la tarde de ayer a los trabajadores en una asamblea a la que la dirección del centro hospitalario no permitió el acceso a los medios de comunicación, aunque posteriormente, y ya fuera del hospital, tanto los abogados como los representantes del comité de empresa desgranaron el informe ante la prensa. Según explicaba el jurista Juan Galán Fernández, los trabajadores del Grande Covián figuran como «personal laboral indefinido con destino fijo, una categoría que no existe». «A todos los efectos son personal fijo de la Administración, pero con la calificación que se les ha otorgado se dan muchas situaciones de incertidumbre. La pelota está en el tejado de la Administración y puede corregirlo. Si no lo hace, y los trabajadores quieren, pueden acudir a los juzgados porque como se recoge en el informe tienen argumentos judiciales de mucho peso. En caso de que lo hagan les recomendaría que utilicen la vía del conflicto colectivo», manifestaba Galán.

La presidenta del comité de empresa del Hospital Grande Covián, Marta Casielles, explicó que el informe «no queremos utilizarlo como un arma arrojadiza ni para empezar una guerra, es una herramienta para convencer». «En el informe se ve que sí se puede normalizar la situación laboral de los trabajadores sin perjudicar a nadie ni que esto suponga un mayor coste», prosiguió Casielles, quien añadió que «todos sabemos que la situación de los trabajadores del hospital es irregular y ya es hora de que se normalice. Esperamos tras los cambios que se han producido en Sanidad podamos hablar con la persona que toma las decisiones». Desde el comité de empresa se insistió en que con este informe jurídico externo lo que han querido es «aclarar nuestra situación y que la Administración nos reconozca como personal laboral fijo con los mismos derechos que los demás empleados» del Sespa.

Fusión de Áreas Sanitarias

Casielles no quiso entrar a valorar las manifestaciones realizadas por el diputado del PP, Luis Venta, el lunes en las que afirmaba que el Principado está realizando un «desmantelamiento enmascarado» del hospital de Arriondas al derivar a pacientes a Cabueñes. La presidenta del comité de empresa inisistió en que su función se centra en las cuestiones de personal y no tanto en las asistenciales, aunque sí apuntó que en lo referente a la fusión de Áreas Sanitarias, la comarca cuenta con mejores comunicaciones con Oviedo que con Gijón.

En cuanto a las «carencias» asistenciales propiamente dichas, Casielles apuntó que el Grande Covián cuenta en la actualidad sólo con un técnico de laboratorio de urgencias, mientras que el resto de hospitales del Sespa disponen al menos de dos, un problema que «se agrava aún más» en verano al incrementarse la población del Oriente con la llegada de los turistas y veraneantes.

Otra «carencia» es que «en toda el Área de Atención Primaria del Oriente no hay matronas». «Las mujeres de la comarca llegan a dar a luz sin haber recibido de matronas las clases de preparación al parto, a no ser que las contraten y paguen ellas», asegura. Esta falta de matronas ya ha sido transmitida a la Consejería de Sanidad y se está a la espera de que dé una solución a esta carencia.