Manuel Busto sueña con 2.000 piraguas en la salida del Sella

Los chavales en el puesto de venta de los collares y las pulseras. /
Los chavales en el puesto de venta de los collares y las pulseras.

El pregonero de la 79 edición del Descenso Internacional se subirá tras el pregón a una piragua para bajar el río junto a Francisco Luque

JUAN GARCÍA

El encargado de leer la salida en verso de la Fiesta de las Piraguas 2015, el palista maliayo Manuel Busto, se convertirá en el primer pregonero que, de seguido, se subirá a una embarcación para hacer lo que más le gusta, bajar el Sella. Su compañero de tripulación será Francisco Luque, amigo, socio y compañero además de gerente de Sierragrés, empresa que le patrocinó durante largos años de competición y para la que también trabaja desde hace una década.

Manuel Busto entiende que el Sella es una fiesta popular en la que «lo importante es participar». Por ese motivo, quiere seguir bajando el río para algún día encontrarse con 2.000 personas en la salida. «Hasta que esto no se consiga, todo lo demás será un fracaso», afirmó el de Villaviciosa.

El maliayo se refería a los numerosos cambios que se han introducido en tan poco tiempo. «Hacemos cambios y nos despreocupamos de la gran esencia del Sella. Tenemos que aportar por la multitud, por hacer del Sella una gran carrera popular en la que se reconozca el mérito del que gana, pero sin olvidarse del aficionado, del jubilado de la piragua, que es lo que yo soy ahora», añadió. Tampoco comprende que a gente como Iván Alonso no le resulte atractivo venir al Sella. «Eso es para hacérselo mirar. Algo tendremos de culpa cuando esta gente no quiere venir», reprochó.

Con sus 40 años recién cumplidos, diez títulos mundiales en su brazo derecho, seis europeos en el izquierdo y ocho victorias selleras en la cabeza, Manuel Busto es un hombre récord que lleva bajando el Sella desde el año 1989. La primera victoria le tardó en llegar porque en aquellos primeros años estuvo centrado en la pista, participando incluso en la Olimpiada de Atlanta 96. Su primer Sella llegó en el año 2000 y con él comenzó la leyenda. El sábado leerá el pregón, pero a continuación seguirá haciendo aquello para lo que nació, piragüismo. A día de hoy es el piragüista con más triunfos individuales en el Sella, siete en total.

Este año no estará en la pomada. Eso queda reservado para otros. Para los vigentes campeones Walter Bouzán-Alvaro Fernández Fiuza, para los zamoranos Emilio Merchán-Alejandro Sánchez, para los rápidos Julio Martínez-Milín Llamedo o para los sudafricanos terceros el año pasado, Andrew Birkett y Gred Louw. En el 79 Descenso Internacional del Sella se echa en falta a húgaros y checos, las dos grandes ausencias de esta edición. Además, Francia no acude con sus mejores embarcaciones. En K1 estará el campeón de Europa, el portugués José Ramalho y el campeón del río Negro 2014, el argentino Franco Balboa, pero no estará el leonés José Julián Becerro. Se casa a la semana siguiente. Al final todo apunta que los premios se entregarán en el podio del Sella, en la villa de Ribadesella.