El espíritu sellero inunda las calles

La fachada del edificio familiar de Fran Rozada, cronista de Parres, decorado. /
La fachada del edificio familiar de Fran Rozada, cronista de Parres, decorado.

Arriondas y Ribadesella comenzaron en la noche del miércoles con las celebraciones, de la mano de la orquesta Panorama y el grupo La Guardia

A. INGUANZO

La tradición sellera nunca se perdió, pero se podría decir que estaba dormida durante los últimos años. Se despertó a través de activos colectivos de entusiastas ya en la pasada edición del Descenso y, este año, está más viva que nunca. Claro ejemplo son los símbolos que inundan las calles de las dos capitales de la celebración, Arriondas y Ribadesella. Puertas, ventanas, balcones, entradas, edificios públicos, escaparates e incluso mascotas, todo se ha teñido de chalecos, monteras piconas, collares de flores y banderas de Asturias. Poca gente hay en estas dos villas que no se haya inundado del espíritu sellero elevado a su máxima potencia.

Los lugareños están empeñados en hacer que las tradiciones prevalezcan y, para ello, se han unido en colectivos que esta semana están trabajando al máximo y obteniendo excelentes resultados. Es el caso de Selleros y Entaína Ribeseya, dos agrupaciones que buscan recuperar actividades y motivar a la gente para que vuelva a vivir las Piraguas como siempre lo hicieron.

Los ayuntamientos no han querido ser menos y, tratando de ponerse a la altura de estas agrupaciones, han elaborado sendos programas festivos que, en esta edición, comenzaban ya el pasado miércoles. «Orgulloso» de participar en este cambio evolutivo del Descenso Internacional del Sella y su vertiente más festiva se mostró en Arriondas Lito Garrido, promotor de la orquesta Panorama. Casi 2.000 personas se reunieron en la primera noche festiva en el parque de la Llera para ver su espectáculo, del que Garrido destacó «su gran variedad». «Unimos la música de baile, con la de espectáculo para que la gente esté pendiente en todo momento de lo que hacemos», confesó.

Miles de personas

Roberto Díaz, de Producciones Tekla, valoró positivamente el vínculo creado con el Ayuntamiento de Parres a raíz de la presencia de otras de las orquestas que representa en Arriondas. «Teníamos que traer a Panorama fuera como fuera y aprovechamos la fiesta de las Piraguas, qué mejor ocasión», señaló. Hace como 3 ó 4 años que Asturias es la comunidad, después de Galicia, donde más actúan. De hecho, ambos confirmaron que en el Oriente «ya tenemos fechas cerradas». Garantizando una celebración segura se encontraba, como es habitual, la empresa SEN Seguridad, con Miguel Romano al frente.

Gran espectáculo el que también ofreció en el puerto de Ribadesella el grupo La Guardia, que congregó también a más de 2.000 personas. Los integrantes repasaron todo el repertorio que les hizo famosos a finales de los años 80. Sin embargo, el broche final llegó cuando el público les reclamó el regreso al escenario. Fue entonces cuando interpretaron una versión muy piragüera del 'Sábado en la noche' de Los Rodríguez. Todos los integrantes de la banda aparecieron en el escenario ataviados con el chaleco de las Piraguas.