Cerca de 300 incidencias registradas en el Sella más tranquilo de los últimos años

Cerca de 300 incidencias registradas en  el Sella más tranquilo de los últimos años

No se han producido altercados públicos y se ha detenido a cinco personas, tres de ellas por positivos de alcoholemia

Un año más se cierra el Descenso del Sella y con él llega el recuento de incidencias que los dispositivos de seguridad han registrado durante su desarrollo. No se sabe si debido a una menor afluencia o a un mayor civismo por parte de los asistentes a esta fiesta deportiva, pero lo cierto es que los datos son positivos, a pesar de las casi 300 atenciones registradas.

El dispositivo especial puesto en marcha desde la Guardia Civil, que se iniciaba el día 3 de agosto a medianoche y se cerraba ayer domingo a las 14 horas, contabilizó un total de 205 servicios, en los que intervinieron 426 efectivos. En el apartado de auxilios y servicios humanitarios se contabilizaron 1.462 atenciones, con más de 1.740 personas auxiliadas. Pero se trata de una sección muy amplia en la que se incluyen tanto pérdida de documentación como información vial, así como cuestiones de salud, etcétera.

Entre las intervenciones de emergencia se contabilizan 81 denuncias de tráfico, 15 en materia de seguridad ciudadana y 12 infracciones, relacionadas estas últimas con la normativa de acampada, la pesca marítima, la navegación, la venta ilegal de bebidas alcohólicas o la instalación de puestos ambulantes. Por otra parte, se levantaron hasta 26 actas por tenencia y consumo de drogas, incautándose la Benemérita de un total de 21 gramos de cocaína, 33 gramos de hachís y 18 de marihuana.

Hubo en total cinco detenidos, uno de ellos por tráfico de drogas, cuyas iniciales son P.M.S, que en el momento de la detención llevaba encima 15 gramos de cocaína y 11 de hachís listos para poner en el mercado. Otra de las detenciones fue consecuencia de un accidente de tráfico y las tres restantes consecuencia de positivos en controles de alcoholemia. Los agentes realizaron en estos días 1.260 pruebas de alcohol a conductores, con el resultado de 30 positivos. Por otro lado también se llevaron a cabo 39 test de drogas, registrándose 3 positivos. A lo largo de todo el operativo se desarrollaron más de 22.200 horas de servicio y se recorrieron un total de 21.000 kilómetros. Por último, y sin salir de la carretera, también se atendieron 14 accidentes de tráfico, con resultado de 12 heridos leves y 12 personas ilesas. Desde la Guardia Civil se destacó el buen ambiente vivido este año en el Descenso y la buena actitud de los asistentes.

241 llamadas a emergencias

Por otro lado, durante la activación del Plan de Seguridad del 79 Descenso Internacional del Sella que coordinó el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) -entre el 7 y el 9 de agosto-, el Centro de Coordinación Operativa (CECOP Sella) atendió un total de 241 llamadas de emergencia, de las cuales 88 requirieron algún tipo de movilización de los medios y recursos asignados al plan. En concreto, se contabilizaron 59 incidencias en el concejo de Ribadesella, 27 en Parres y 2 en Cangas de Onís.

La mayor parte de las urgencias presentadas fueron asistencias sanitarias. En concreto se registraron 47 incidencias de este tipo, 34 en Ribadesella y 13 en Parres. Además, entre otros, se registraron incidentes relacionados con alteraciones de orden público, robos, agresiones y accidentes de tráfico. En cuanto a la distribución diaria, coincidiendo con la celebración de la prueba lúdico-deportiva, el sábado fue la jornada con mayor actividad, contabilizándose un total de 61 episodios de urgencia, seguido del domingo con 20 y el viernes con solo 7.

Según han informado desde el SEPA, «el perfil de los incidentes registrados este año revela que no ha habido ninguno considerado de gravedad y que la mayor parte han sido de muy escasa consideración». Todos los cuerpos operativos han coincidido en destacar el comportamiento de las personas que se acercaron a disfrutar de la fiesta. A esto se suma el importante trabajo desarrollado por los cerca de 800 efectivos de emergencias y protección ciudadana que durante estos días han trabajado de forma coordinada, sumando a los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja.