El CODIS apuesta por repetir la contrarreloj en el próximo Descenso

El CODIS apuesta por repetir la contrarreloj en el próximo Descenso

El presidente, José Antonio Modino, se siente «orgulloso» de la 79 edición «porque ha habido mucha colaboración»

SHEILA VACA

Si las valoraciones de los alcaldes de Parres y Ribadesella sobre la Fiesta de las Piraguas eran positivas, las del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS) no se quedan atrás. Su presidente, José Antonio Modino, asegura que se trata de un evento multitudinario, «el mayor de Asturias», y se encuentra «satisfecho y orgulloso» de haber conseguido «un éxito». Destaca que se ha aumentado la participación este año en un 20%, con un total de 1.100 palistas, incluyendo a países y equipos que no lo habían hecho en ediciones anteriores, pero también ha aumentado el número de público en los actos lúdicos. «Ha habido mucha colaboración y así nos lo han transmitido también los hosteleros», explica.

No obstante, es consciente de que «todo es mejorable y habrá que hacer cambios, sobre todo dentro de la propia organización, pero lo que queríamos era abrir la fiesta a la gente y lo hemos conseguido empujando los diferentes agentes intervinientes en la misma dirección», destacaba el presidente del CODIS.

El próximo descenso será el número 80 y, aunque aún queda prácticamente un año, ya se está pensando en cómo será, aunque lo único que es seguro es que «habrá algo especial». También que la idea es mantener el carácter popular afianzado en la 79 edición, como la elección del cartel, que este año estuvo envuelta en polémica con la retirada de dos de ellos por plagio. «La culpa fue de los que presentaron su obra siendo conscientes de que estaban infringiendo las normas establecidas, pero tenemos claro que queremos que siga siendo participativo y en ese sentido las redes sociales tienen un papel importantísimo», explica Modino.

Algo que también se repetirá será la contrarreloj para seleccionar a los palistas que ocuparán los puestos de salida en la competición. «Costó ponerlo en marcha, pero los resultados han sido muy buenos porque fue y es todo un espectáculo», sumaba José Antonio Modino. «La iniciativa de Ribadesella de colocar la acampada de los piragüistas en los Campos de Oba ha sido muy acertada, poco a poco se van añadiendo cosas pero claro, para eso, antes tienes que equivocarte», añadía.

Lo que queda claro es que hay celebraciones selleras para rato «porque hay mucho sentimiento». «Los últimos años se han ido añadiendo cambios y parece que funcionan, sobre todo teniendo en cuenta de que ahora contamos con un tercio del presupuesto que teníamos hace seis años, por lo que hay que hacer un esfuerzo suplementario», cierra el presidente del comité organizador.