Hunosa destinará 900.000 euros a construir una planta de biomasa en Onís

José Manuel Abeledo, alcalde de Onís, junto a María Teresa Mallada y Javier Sopeña, de Hunosa. /
José Manuel Abeledo, alcalde de Onís, junto a María Teresa Mallada y Javier Sopeña, de Hunosa.

La instalación, la primera de sus características en Asturias, aspira a dotar a toda Benia de agua caliente a partir de finales de 2016

TERRY BASTERRA

El concejo de Onís contará con una planta de biomasa a finales de 2016. Así lo confirmó ayer el alcalde oniense, el socialista José Manuel Abeledo, después de mantener una reunión con la presidenta y el director de Nuevos Desarrollos de Hunosa, María Teresa Mallada de Castro y Javier Sopeña, para analizar lo que desde la empresa se denomina un distrito de calor que surtirá a la localidad de Benia y precisará de una nueva red de tuberías para llevar el agua que se calienta en la planta de biomasa a los diferentes inmuebles de la capital del concejo.

La iniciativa parte de la empresa pública del sector minero y energético y puede traer diferentes beneficios para los habitantes, ganaderos y empresarios del municipio. Uno de ellos es de carácter económico. Y es que desde la compañía se indica que la previsión es que la planta de biomasa pueda surtir a todos los vecinos y negocios situados en Benia que así lo deseen. Esto permitirá una reducción en la factura energética de los onienses que se estima en una media del 15%, aunque desde el Ayuntamiento se puntualiza que esta cifra es estimativa ya que el ahorro irá en función del consumo, por lo que ese porcentaje variará en función de si el consumo energético es el correspondiente a una vivienda o a un alojamiento hotelero de gran capacidad.

Otra ventaja es la medioambiental. Por un lado se trata de «una energía limpia», como señala el alcalde, para cuya obtención se utilizará como combustible de la planta de biomasa madera procedente de la corta de árboles situados en los montes públicos del concejo. Pero no solo eso. Según explica Abeledo, el Ayuntamiento de Onís y Hunosa están tratando de alcanzar un convenio por el que la compañía energética asume la gestión de los montes del municipio pero a cambio se compromete a realizar limpiezas, utilizar el matorral existente como alimento para la planta de biomasa y a efectuar las resforestaciones que sean necesarias. «La idea es generar energía, pero también pastos y que los vecinos se puedan beneficiar además de un ahorro energético», explicaba ayer José Manuel Abeledo tras la reunión con los dirigentes de Hunosa.

Precisamente el conseguir mejorar los bosques del municipio es una de las preocupaciones del equipo de gobierno que encabeza Abeledo. «Con este proyecto se busca darle un tratamiento diferente a los montes de Asturias, que ahora mismo se encuentran abandonados», afirma. Pero es que en el caso de Onís la caldera que se va a instalar tiene capacidad para convertir en energía «todo tipo de restos forestales», lo que va a permitir obtener un aprovechamiento del matorral que puebla parte de los montes del concejo y recuperar así superficie de pasto perdida durante los pasados años.

Al norte de Benia

La planta de biomasa y el distrito de calor que quiere implantar la compañía en Onís es pionera en la región. «Es el primer proyecto de estas características de Hunosa en Asturias», asegura el regidor. Para ponerlo en marcha la empresa tiene previsto realizar un desembolso próximo a los 900.000 euros.

Con estos fondos Hunosa adquirirá una finca en la zona conocida como la Ería la Vega, al norte de Benia. Allí construirá la planta de biomasa con su correspondiente caldera. Dentro de estos 900.000 euros también se encuentran los fondos destinados a implantar una nueva red de tuberías para llevar el agua calentada en la planta de biomasa.

Todos estos trabajos van a generar empleo en el concejo, algo que es muy valorado por el Ayuntamiento, administración que se ha comprometido también a mejorar los accesos a la futura planta de Hunosa en la Ería la Vega.

Técnicos de la empresa energética han mantenido ya varias reuniones informativas en las que han percibido el interés de vecinos y empresarios de Benia por este proyecto. Según apunta el alcalde, la previsión es que en febrero puedan comenzar las obras de la central de biomasa y el distrito de calor, una vez estén listos todos los permisos administrativos. La planta debería entrar en servicio antes del final de 2016, siempre que se cumplan los plazos previstos por Hunosa.