El Gamonéu más valiente y luchador

Las cofradías asistentes al IV Capítulo y los cocineros estrella Michelin posaron juntos en una foto de familia frente al puente romano de Cangas de Onís. /
Las cofradías asistentes al IV Capítulo y los cocineros estrella Michelin posaron juntos en una foto de familia frente al puente romano de Cangas de Onís.

Cerca de una treintena de cofradías asistieron al IV capítulo de la anfitriona, en Cangas de Onís

ANDREA INGUANZO

A pesar de su amplia y dilatada historia en los montes de los concejos de Cangas de Onís y Onís, el Gamonéu se siente hoy en día el queso más valiente y luchador. Valiente porque habla alto y claro a través de sus gentes, de los que disfrutan al crearlo y los que lo hacen al degustarlo. Luchador porque no se achica, porque afronta las dificultades y, aunque no sea la única variedad quesera en esta tesitura, sabe que un futuro mejor tiene que estar por llegar. Y todo ello lo es gracias al apoyo de todos los que lo siguen, lo apoyan y lo promocionan que, según se pudo comprobar ayer, es muchísima gente. La Cofradía de Amigos del Queso Gamonéu celebraba en el Cine Colón su IV Capítulo, una cita a la que asistieron numerosas cofradías amigas de esta variedad, además de un gran abanico de homenajeados y representantes municipales de Cangas, Onís y Ribadesella, que es este año el Ayuntamiento que se incorpora a la cartera de simpatizantes.

La presidenta del colectivo, Elpidia Quintana, habló claro y conciso sobre su variedad predilecta y el futuro que se le presenta si «los políticos no hacen algo». «El Gamonéu somos nosotros, es nuestro sabor, somos todos y, por ello, debemos luchar por él y por su futuro», alertó. Quintana señaló que desde hace dos años hay dos queseros menos dedicados a la variedad dentro del Consejo Regulador de la misma, en total 18. «Algo hay que hacer para que todos los que elaboran Gamonéu se puedan encontrar dentro de este marco y trabajando reguladamente», solicitó. De ahí que apelase a la labor de los Ayuntamientos y, desde ahí, del resto de administraciones. «Estaremos ahí para respaldar todos los esfuerzos que mejoren la vida del Gamonéu».

En el escenario se encontraban también los homenajeados, cofrades de honor y cofrade de mérito, que recogieron alegre y emotivamente sus distinciones, confesándose todos ellos amantes de este queso. Artemio Asprón Braniella es, a sus 86 años, un veterano de las majadas. Fue de aquellos muchos pastores que crecieron y se hicieron hombres viviendo en el monte y por ello duda que haya un queso «que sepa mejor que el que hacía yo». Su mérito fue reconocido ayer por la Cofradía por haber conseguido, en épocas mucho más duras, hasta 24 trofeos y, desde luego, por ser memoria viva del queso y su elaboración. A su lado se sentaban cinco de las seis estrellas Michelin de las que presume esta comarca oriental, en la figura de Nacho Manzano (que ostenta dos), su hermana Esther -ayer ausente-, Ricardo Sotres, Jaime Uz y José Antonio Campoviejo.

El chef de Arbidel (Ribadesella) lo calificó como «uno de los grandes quesos del mundo»; desde el Corral del Indianu (Arriondas) se lo valoró dentro de «la paciencia, el empeño y el compromiso que se esconde detrás de los productos de esta tierra»; y también desde los fogones de El Retiro (Pancar, Llanes) se destacó «lo que cuesta hacerlo y su excelente resultado». Los cocineros dieron fe del lugar privilegiado que el Gamonéu ocupa en sus cartas y menús y se mostraron dispuestos a ser sus mejores embajadores allá donde lleven su cocina.

Amplia participación

Un total de 28 fueron las cofradías invitadas a la cita y entre ellas la anfitriona, la Cofradía de Amigos del Queso Gamonéu, que este año cumple su décimo aniversario. Cofradía Gastronómica de Madeira (Portugal), Cofradía Doña Gontrodo, Cofradía del queso Manchego, Círculo Gastronómico de los Quesos Asturianos, Cofradía del Queso de Cantabria, Cofradía del Orujo y Vino de Liébana, Cofradía del Colesterol, Cofradía del Oricio, Cofradía del Vino de Cangas, Cofradía Gastronómica de Amadora (Portugal). Confrerie de Saint-Romain en Bordelais et Pays Libournais (Francia), Cofradía del Queso Idiazabal, Orden del Sabadiego, Cofradía del Desarme, Cofradía Gastronómica del Yumay, Cofradía de los Nabos de Morcín, Cofradía de la Anchoa de Cantabria, Cofradía del Vino de las Rías Baixes, Cofradía de Amigos del Olivo de Baena, Sociedad Cultural y Gastronómica la Pegarata, Cofradía de Les Fabes, Cofradía Serra da Estrella, Cofradía del Chosco de Tineo, Cofradía de los Siceratores, Cofradía del Arroz con Leche, La Buena mesa del Mar y Cofradía de los Quesos del Principado de Asturias, fueron las asistentes, y entre ellas seis lo hacían por primera vez.

Entre los actos también se tomó juramento a los cofrades de número, siete incorporaciones de las que disfrutará el colectivo defensor del Gamonéu. Todos se comprometieron a «defender, promover y engrandecer» la variedad sobre todas las cosas, ante el peligro de que «el guardador del queso os maldiga con fuertes dolores de barriga».