Parres confía en llevar a aprobación provisional el PGO antes de acabar 2015

Un hombre consultando los planos del PGO de Parres durante su exposición pública. /
Un hombre consultando los planos del PGO de Parres durante su exposición pública.

Se están realizando reuniones periódicos entre el equipo redactor y técnicos municipales para analizar las 171 alegaciones presentadas

SHEILA VACA

Sin prisa pero sin pausa. El Plan General del concejo de Parres «avanza a buen ritmo» según explicó el alcalde, Emilio García Longo. En estos momentos se están realizando reuniones periódicas (cada quince días) entre los miembros del equipo redactor y los técnicos municipales para analizar todas y cada una de las alegaciones que se presentaron en el plazo de dos meses, tiempo de exposición pública en el que el PGO estuvo al desnudo en la sala de plenos del consistorio. La facilidad de encontrar toda la documentación en una página web creada específicamente para ello, además de poder realizar consultas vía correo electrónico y pedir cita en persona con los responsables del equipo redactor, contribuyeron a la participación vecinal.

«No ha sido un planeamiento problemático. Hubo un total de 171 alegaciones que ahora es el turno de contestar. Pero eso lleva su tiempo porque hay que profundizar en ellas, analizarlas y responder a cada particular con fundamentos jurídicos», indicaba el regidor parragués. La mayoría de esas cuestiones (120) tienen que ver con los núcleos rurales, es decir, corresponden a dudas de si un terreno está dentro o fuera del núcleo rural, los límites. «Dentro del límite marcado, se estudiará si se puede ampliar o no, porque hay algunos pueblos que tienen mucha demanda, pero siempre con sentido y hablando con las administraciones competentes», señaló García Longo.

La próxima reunión será el próximo jueves día 22. Con todo, desde el Ayuntamiento confían en que si todo marcha como hasta ahora, el Plan General de Parres podría llevarse a aprobación provisional antes de que acabe 2015. Este PGO que prevé regular el urbanismo del concejo en los próximos años fue aprobado de forma inicial a finales del pasado mes de abril, únicamente con los votos a favor del Partido Socialista, ya que en la anterior corporación gozaban de mayoría absoluta. El resto de los grupos de la oposición se abstuvieron en la votación, coincidiendo en alegar «falta de información» para haber podido analizar de una forma correcta el nuevo documento.

Objetivos

Los objetivos que se marca este PGO, y así figura en la guía del documento de aprobación inicial que está a disposición de los vecinos, son «sacar un mayor rendimiento a los recursos potenciales del territorio, la calidad paisajística, el patrimonio y el aprovechamiento agropecuario y forestal, ordenando los usos del suelo de manera que cubran las necesidades residenciales, productivas y dotacionales.

La capacidad de nuevas viviendas que permite este plan urbanístico es de 2.430, la mitad de ellas en los núcleos rurales. Por lo tanto, en el horizonte del PGO el concejo podría albergar hasta un total de 6.315, lo que supone un incremento del 62% sobre las existentes. Del total de viviendas, el mayor número de inmuebles (1.200) se levantarían en los núcleos rurales, con la premisa de asentar población. Gran parte de las previsiones edificatorias que recoge el texto ya figuraban en las Normas Subsidiarias que rigen en el concejo parragués desde el pasado siglo.