«Una avería de la traída de agua de Arriondas en la N-634 sería complicada de solucionar»

El Ayuntamiento de Parres sigue a la espera del permiso de Adif para actuar en la nacional, lo que permitiría «avanzar mucho los trabajos»

SHEILA VACA

Los trabajos de renovación en la red de abastecimiento de agua de Arriondas avanzan a buen ritmo, «con normalidad», pero aún hay un fleco pendiente. Se trata de un permiso de Adif para trabajar en el tramo que afecta a la carretera nacional 634 por donde pasan las vías del tren que todavía no ha llegado a las dependencias municipales y que, junto con el dado por la Delegación del Gobierno, supondría un gran avance para la actuación. El alcalde de Parres, el socialista Emilio García Longo, lamenta la demora de esta autorización puesto que es una zona en la que «si se produce una avería, sería complicado de solucionar».

Y es que, a finales del pasado mes de agosto la villa de Arriondas sufrió una serie de anomalías surgidas en la red de abastecimiento de agua. Hasta tres días seguidos llegaron a estar sin suministro los vecinos lo que provocó incluso una protesta con cacerolas y pitidos como protagonistas para reclamar la vuelta de un servicio básico. El alcalde del concejo, García Longo, destacó entonces que en todo momento hubo una comunicación directa entre los técnicos municipales, los de la Consejería de Fomento y la empresa que ejecuta las obras de la renovación de la traída de agua de la villa y que en el momento en que se localizaron las averías, en el barrio de El Romillo, se trabajó para subsanarlas.

Desde entonces «no se ha registrado ningún otro percance y la obra marcha correctamente». «Hay que tener en cuenta que ya no es verano y que el consumo de agua ha bajado, pero la verdad es que desde entonces no ha habido ninguna otra avería, incluso se realizaron 3 bypass pero no afectaron al suministro». El regidor mantiene reuniones periódicamente con el director de obra para conocer de primera mano cómo se avanza en la actuación, «que ya tiene 3 kilómetros de red extendida y al que le restan unos dos aproximadamente para completarse». Pero ese permiso de Adif que no acaba de llegar podría suponer un retraso en los trabajos y confía en que llegue lo antes posible.

Con todo esto, si se mantiene este ritmo de trabajo y si el tiempo lo permite, la obra que tenía como plazo final para ejecutarse el 31 de diciembre podría completarse en este tiempo. «Somos moderados y optimistas. Puede que en vez del 31 sea el 30 de enero, pero lo que queremos es que se acabe la obra con todas las garantías», subrayaba García Longo.

Residencia de mayores

En obras se encuentra también la residencia de mayores de Arriondas. Una ampliación «que es sin duda una actuación prioritaria porque el actual centro era insuficiente para cubrir toda la demanda y supone un recurso fundamental para el concejo», indicaba el alcalde de Parres. «El plazo de ejecución es hasta junio de 2016, pero por el ritmo que están llevando los trabajos somos bastante optimistas», añadía. Nueve años de retraso es lo que consiguió acumular el proyecto de ampliación de la residencia de mayores de Arriondas hasta que las obras dieron comienzo a mediados del pasado mes de enero, con un plazo de ejecución de 16 meses.