El CODIS nombrará una junta gestora tras la dimisión de Víctor Peruyero

Víctor Peruyero ha estado 43 días de presidente del CODIS. /
Víctor Peruyero ha estado 43 días de presidente del CODIS.

El órgano tendrá tres meses para volver a convocar elecciones y encontrar a un nuevo presidente, después de estar el último apenas seis semanas en el cargo

JUAN GARCÍA

La crisis abierta en el seno del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS) tras la dimisión del nuevo presidente, Víctor Manuel Peruyero Fernández, se resolverá con el nombramiento de una junta gestora. Esta será la encargada de convocar nuevas elecciones a la Presidencia. Dispondrá de tres meses de plazo, aunque las intenciones de sus miembros pasan por recortarlos al máximo. Por de pronto la gestora se elegirá esta misma tarde a partir de las 19.30 horas, durante la asamblea extraordinaria convocada por los únicos nueve miembros que quedan en el comité: José Antonio Modino, José Manuel Llera, Manuel Cuadriello, Juan Llorens, Elías Sánchez, Paco Casani, Maxi Llamedo, Nieves Llaneza y Juan Carlos Sierra.

Víctor Peruyero 'Vitín' dimitió en la noche del lunes argumentando única y exclusivamente «motivos personales». Una dimisión que llega seis semanas después de su nombramiento. Peruyero ganó las elecciones del 5 de octubre pasado, pero con reducido apoyo, con solo cuatro de los doce votos emitidos. La falta de respaldos para constituir una junta directiva y su incapacidad a la hora de afrontar su nueva responsabilidad con reducidas afinidades le han llevado a la dimisión. «No tengo la suficiente fuerza para montar una junta directiva de garantías que nos permita trabajar centrados en el Sella y con dedicación. Como no tengo esa fuerza, me voy», explicó. A su vez, negó que existan otros motivos que hayan forzado su dimisión.

Peruyero no se marcha solo. Con él también abandonan la canoa del CODIS la secretaria, Patricia Llamedo, el tesorero, José Ramón Gutiérrez 'Coca', y el vocal, Alfonso Vivero, sus principales valedores en las elecciones del pasado mes de octubre. «Eran los votos con los que contaba y con los que me voy», añadió el ya ex presidente. Sus tres aliados se marchan por completo, dejan de formar parte de la asamblea del CODIS. Víctor Peruyero lo hará «cuando finalice todos los trámites que tengo que hacer». Según explicó, estos 43 días al frente del comité han sido «intensos, porque hemos intentado trabajar sin conseguirlo, pero como aquí nadie es eterno, lo mejor es marcharse para no estorbar», añadió. Confía en que la «buena sintonía» del resto de componentes del comité permita poner punto final a esta crisis cuanto antes.

Implicación municipal

El CODIS regresa así al punto de partida de la era posterior al fallecimiento de Emilio Llamedo Olivera y repite el proceso vivido hace cuatro años, en noviembre de 2011. En aquella ocasión, ante la falta de candidatos para sustituir a Llamedo, se nombró una junta gestora que estuvo presidida por el anterior secretario, Justo Manzano 'Titu', presidente también de la Asociación Cultural Amigos de Parres. Este cree que si Peruyero no encontró los apoyos necesarios en el seno del comité «es porque algo más tiene que haber, algo que sólo ellos conocen». Y añadió que debido al escaso margen de votos, «esto se veía venir». Manzano defendió «la implicación directa de los ayuntamientos y del mismo Principado de Asturias en la nueva junta gestora para poner todo esto en orden».

Quien también piensa que ha llegado la hora de los ayuntamientos ribereños del Sella es el portavoz del Partido Socialista de Ribadesella, José Luis Díaz Bermúdez. «Tal vez este sea el momento de llamar a la puerta del CODIS y decirles que aquí estamos los cuatro ayuntamientos de Piloña, Parres, Cangas de Onís y Ribadesella para aportar, ayudar y colaborar a salir de esta situación, porque la Fiesta de las Piraguas, sin prueba deportiva, carece de sentido», afirmó. Para Díaz Bermúdez esta es «una crisis manifiesta y lamentable que debe resolverse cuanto antes y que acontece por motivos que no están nada claros y no acabamos de comprender».

Por su parte, el portavoz del Partido Popular riosellano, Juan Manuel Blanco, pidió más «solidez y compromiso» entre los integrantes del Comité Organizador del Descenso Internacional de Sella para que este alcance la «estabilidad deseada». A su vez, lamentó que los políticos riosellanos del momento, entre los que se incluyó, no reaccionaran a tiempo tras la muerte de Emilio Llamedo en 2011. «El CODIS vivió por aquel entonces la baja de cinco riosellanos, algunos de ellos con vocación de ser presidentes y ninguno de nosotros nos interesamos por sus motivos. Ahora, de aquellos polvos vienen estos lodos, así que moralmente no estamos autorizados para lamentar estos hechos», añadió.