Parres prevé multas de hasta 750 euros por los excrementos de los perros en la vía pública

Una mujer recoge una deposición de su mascota de la calle. /
Una mujer recoge una deposición de su mascota de la calle.

Los propietarios deberán recoger las deposiciones de sus mascostas para evitar ser sancionados

TERRY BASTERRA

El Ayuntamiento de Parres ha decidido aplicar la mano dura contra aquellos propietarios de mascotas que no recojan de la vía pública los excrementos de sus animales de compañía. Este consistorio prevé multas que pueden alcanzar hasta los 750 euros para los dueños de los animales de compañía que no retiren de las calles y espacios públicos del municipio las deposiciones de sus mascotas. Para poder aplicar estas sanciones el Ayuntamiento ha tenido que modificar dos ordenanzas municipales. Estos cambios se aprobaron en el pleno municipal del pasado octubre, pero hasta ayer no fueron definitivos, tal y como se publicó en el BOPA, después de haberse cumplido el periodo de exposición pública correspondiente sin que se presentasen reclamaciones al respecto.

Estas modificaciones han afectado a las ordenanzas de tenencia y protección de animales de compañía y a la de limpieza de las vías públicas, protección, conservación y mantenimiento de zonas verdes, mobiliario urbano, elementos decorativos y recogida de residuos sólidos.

En esencia estos cambios vienen a recoger que «las personas que conduzcan animales por las vías públicas y otros lugares de titularidad municipal o concurrencia pública deberán adoptar las medidas adecuadas para evitar que ensucien tales lugares con deposiciones, estando la persona responsable obligada a retirar los excrementos de la vía pública mediante el uso de envoltorios o utensilios adecuados y evitando que se realicen en áreas infantiles y zonas de esparcimiento o recreo de los ciudadanos».

Además añade que «de existir lugares habilitados o autorizados al efecto, será obligatorio su uso para que los animales realicen sus deposiciones» en este lugar, quedando prohibido que las hagan en otros espacios.

La no recogida de los excrementos de los perros y otros animales de compañía está considerada como una infracción leve y las multas previstas por el Ayuntamiento de Parres para aquellos que las incumplan pueden alcanzar hasta los 750 euros. En caso de que el dueño reincida podrá pasar la multa a la categoría de grave y su importe llegar hasta los 1.500 euros de sanción.