«No vamos a cerrar el hospital del Oriente, lo seguiremos potenciando»

Vista general del Hospital Grande Covián de Arriondas, centro que el consejero de Sanidad garantizó ayer que no se va a cerrar y que seguirá potenciando. /
Vista general del Hospital Grande Covián de Arriondas, centro que el consejero de Sanidad garantizó ayer que no se va a cerrar y que seguirá potenciando.

El consejero de Sanidad indica que el Grande Covián tiene ocupación media de sus camas del 75%, una de las más bajas de toda Asturias

TERRY BASTERRA

El Hospital del Oriente de Asturias, no sólo no se va a cerrar, sino que se va a potenciar durante los próximos años. Así lo aseguró ayer el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, en la Junta General del Principado en respuesta a una interpelación realizada por el PP. El diputado popular Carlos Suárez aseguró en la Cámara asturiana, tal y como había dicho días antes a los medios de comunicación, que este hospital sufre un «déficit histórico de camas» y que existen «carencias de personal» en algunas áreas del centro como pueden ser las de traumatología o radiología. También de anestesistas, ya que, según Suárez, «no se garantiza que se suministre la epidural en todos los partos», al no haber, según el popular, suficientes profesionales de esta especialidad durante las guardias. Todo ello, según el PP, hace aumentar las listas de espera.

El consejero fue contundente en su respuesta. «No vamos a cerrar el Hospital del Oriente, ni tampoco el de Jarrio o el de Cangas del Narcea. Los seguiremos potenciando porque consideramos que los hospitales de las alas de Asturias guardan una estrecha relación con lo que es la accesibilidad al ciudadano asturiano». Del Busto recalcó que «para este gobierno el hospital de Arriondas es una pieza básica y fundamental del sistema sanitario asturiano y seguiremos apostando por él».

De hecho destacó que «en los últimos cuatro años hemos invertido un millón de euros en el hospital de Arriondas y en el Área Sanitaria VI». Y como prueba indicó que hoy inaugurarán el nuevo consultorio de salud de Lastres, ubicado en el barrio del Manso en el edificio de la residencia de mayores.

Del Busto ofreció ayer en la Junta datos sobre las listas de espera, sobre el número de partos que se producen al año en Arriondas o sobre la ocupación de las camas de este centro. Actualmente hay a la espera de consulta en el Hospital Oriente, 1.778 personas que aguardan una primera consulta y que soportan una demora media de 43 días. En el últim mes se atendieron 4.644 consultas. A nivel quirúrgico esperan para ser operados 632 personas y ninguna intervención cuenta con un retraso mayor de seis meses. Según indicó el consejero, durante el pasado mes de diciembre en Arriondas se llevaron a cabo 200 intervenciones quirúrgicas y se atendieron 15 partos. Del Busto calificó estas cifras como «muy buenas» si se comparan con las de otras zonas de España.

Eso sí, el titular de Sanidad reconoció que existe un déficit de radiólogos y pediatras en el hospital, aunque aseguró que no es una situación que se da solo en Arriondas, sino que la falta de este tipo de especialistas, según el consejero, «es común» a nivel nacional. «En el caso de Arriondas la falta de pediatras se nota en especial durante las guardias, pero lo compensamos con los pediatras de atención primaria que están preparados y tienen capacidad para hacer guardias en el hospital». El consejero indicó que en 2015 se registraron en el Grande Covián 166 partos y que los pediatras atendieron en este centro 181 consultas y 2.100 urgencias. Cifras que consideró que no reflejan una excesiva carga de trabajo para estos especialistas.

Colaboración entre áreas

Sobre la falta de camas que denuncia el Partido Popular, el consejero manifestó que «el hospital de Arriondas tiene una de las ocupaciones más bajas de Asturias que se sitúa en el 75%, cuando está considerada como aceptable cuando llega al 80% y a partir del 90% empieza a ser peligrosa. Por lo tanto el 25% de las camas de este hospital están vacías a lo largo del año».

Del Busto también se refirió al acuerdo de colaboración existente entre las Áreas Sanitarias V y VI, por el cual profesionales de Gijón se desplazan a Arriondas mejorando la atención que se presenta a los pacientes del Oriente y procurando que no sean estos los que tengan que trasladarse a Cabueñes. En cuanto a las personas que son enviadas al hospital gijonés, el consejero recordó que «las derivaciones son constantes en éste y en otros hospitales» y que, según las patologías que padezcan, se les atiende en el hospital de referencia correspondiente.

Desde Foro Cristina Coto pidió a la Consejería «impulsar la solución» a la falta de pediatras y radiólogos. Mientras que desde Izquierda Unida la diputada Marta Pulgar se mostró sorprendida porque entre las problemáticas de este hospital no se ahondase en la situación laboral de parte de la plantilla tras la integración del Grande Covián en el Sespa y que considera IU que es causa de algunas carencias que afectan al centro en la actualidad. Pulgar también indicó que «a nosotros los trabajadores nos trasladan que en verano la población del Oriente se triplica, pero el aumento del personal del hospital no se corresponde a este incremento».

Desde Podemos Andrés Fernández Vilanova insistió en que «Asturias necesita hospitales comarcales sanos para mantener el mundo rural vivo».