La 80 edición del Sella estará dedicada a la Sociedad Deportiva Santiagotarrak

Feliz, a la derecha, con otros ilustres del Descenso del Sella. /
Feliz, a la derecha, con otros ilustres del Descenso del Sella.

El hermanamiento se hará con Irún, localidad donde se asienta esta entidad que celebra este año su 50 aniversario y por la que pasa el Bidasoa

JUAN GARCÍA

La maquinaria encargada de poner en marcha la 80 edición del Descenso Internacional del Sella no para de trabajar. Tras la elección de Juan Manuel Feliz como nuevo presidente del comité organizador, este anunció el lugar con el que se hermanará la próxima Fiesta de las Piraguas. Será con la localidad guipuzcoana de Irún y en concreto con la Sociedad Deportiva Santiagotarrak, club de piragüismo que en este año cumple medio siglo de existencia y que en su haber cuenta con, al menos, dos triunfos por equipos en la prueba asturiana, en los años 1981 y 1982. «Es un club muy sellero y están encantados con hacer este hermanamiento en el año de su cincuenta aniversario», destacó Feliz.

Por lo tanto, las aguas del Sella se verterán este año en el río Bidasoa (Baztán), frontera natural entre España y Francia. Hasta el País Vasco viajará una representación asturiana cuando llegue el momento, visita que se repetirá a la inversa el viernes previo al descenso. Lo que aún no se ha confirmado es el nombre de la persona que este año pregonerá el Sella. «Aún hay tiempo suficiente para elegir a la persona apropiada», añadió el presidente.

Juan Manuel Feliz fue confirmado como nuevo presidente del CODIS el mismo día que cumplía 71 años. Este cangués de nacimiento que vino al mundo en El Portazgo, en las inmediaciones de Arriondas, también es parragués de corazón. Un ribereño que primero fue vencedor del Sella, logro deportivo que alcanzó en el año 1968 junto a José Luís Gutiérrez. Economista de profesión y consultor internacional, entraba en el CODIS en el mes de octubre pasado. Cuatro meses después fue proclamado presidente por aclamación. «Para mí es un gran honor y una gran responsabilidad puesto que es un reto dirigir una prueba que tiene mas de ochenta años de vida», afirmó.

En esto momentos su principal objetivo pasa por organizar un Sella 2016 «inolvidable». A partir de ahí habrá que mover los resortes para cambiar la forma jurídica del CODIS, «algo que es urgente pero no apremiante». La decisión se adoptará tras consultar con todo tipo de expertos, aunque se está pensando en la constitución de un Consorcio o un Patronato. «Tenemos que estudiar las ventajas y desventajas de cada forma jurídica para quedarnos con la mas interesante y adecuada para el descenso», añadió.

En su mirada hacia el futuro, Juan Manuel Feliz se siente respaldado por un equipo humano «ilusionado en el que todos estamos remando en la misma dirección». Otro de sus objetivos pasa por recuperar a los grandes patrocinadores del Sella, aquellos que en su día decidieron abandonar su colaboración. Unos lo hicieron por motivos económicos y otros por la pérdida de proyección nacional de la prueba al dejar de emitirse en directo por TVE.