Cuarenta años de espera y reivindicación

Los representantes municipales inauguraron la instalación. /
Los representantes municipales inauguraron la instalación.

Los vecinos de las localidades de La Vega de los Caseros y Villanueva, en Parres y Cangas, estrenan por fin su marquesina

BEGOÑA P. BLANCO

Después de más de 40 años solicitando una marquesina, las familias de la Vega de los Caseros (Parres) y de Villanueva (Cangas de Onís) lo han conseguido. Ayer se inauguraba la instalación en un acto al que acudieron los alcaldes de ambos concejos, Emilio García Longo y José Manuel González, además del concejal de Obras parragués, Álvaro Palacios, y un puñado de vecinos.

Los 3 niños de la Vega de los Caseros y los 6 de Villanueva ya pueden esperar a techo el autobús escolar que los recoge cada día para llevarlos al Colegio Público Reconquista de la cuidad canguesa. Y no solo los pequeños serán los usuarios de la marquesina, también empresarios de la zona manifiestan su alegría por la construcción. «Ya hace años intentamos construir un pequeño techo pegado a mi propiedad, al albergue, pero Demarcación de Carreteras no nos dejó. A mi me parece estupendo, ya no solo por los niños sino también por los turistas, visitantes y vecinos que pueden esperar el autobús a techo», valoró Ramón Hevia.

La carretera nacional 625, dependiente del Ministerio de Fomento, y este cruce de administraciones ha sido el que ha provocado negociaciones complicadas y sobre todo largas. Por ello los dos ayuntamientos han tenido que aunar esfuerzos para poder llevar a cabo la construcción que ayer se hizo realidad.