Las aspiraciones del Arenas del Sella pasan por ascender a Primera Regional

Formación del Arenas del Sella que en el último partido derrotaba al Riaño por 4 a 0. /
Formación del Arenas del Sella que en el último partido derrotaba al Riaño por 4 a 0.

El San Jorge, que no se juega nada en lo que resta de competición, va en la mitad de la tabla, y el Cánicas y el Urraca B están en la parte baja

GUILLERMO FERNÁNDEZ

La Segunda Regional asturiana está formada por 51 equipos, divididos en tres grupos, y este fin de semana disfrutaban de un descanso en la competición. En el grupo tercero se ubican los cuatro equipos de la comarca oriental y por delante les quedan ocho partidos que van a afrontar con diferentes aspiraciones. Asciende directamente el primero de cada grupo, mientras que el segundo y el tercero jugarán el play off para cambiar de categoría. El Arenas del Sella marcha tercero, a cuatro puntos del líder Quintueles y a uno del Riosa, segundo clasificado. El San Jorge es décimo, en la zona media de la tabla. En la parte baja se encuentran el Cánicas y el Urraca B, sin urgencias porque no hay descensos.

Arenas del Sella

Calidad y eficacia goleadora

Aunque los parragueses llevan diez partidos ganados de forma consecutiva, las diferencias con los que marchan por delante no se reducen. El entrenador, Juan Antonio Pérez Rodríguez, aspira a «abrir hueco con los que vienen por detrás para, primero, asegurarnos el play off, y si es posible asaltar la primera plaza». Y lo tienen en su mano porque tendrán que medirse con el Quintueles, de visitantes, y con el Riosa, en Arriondas.

Del Arenas del Sella destaca este año su capacidad goleadora al haber conseguido 92 tantos en 26 partidos. David lleva materializadas 28 dianas y Fran 25. Explica Juan Antonio que su equipo goza de «eficacia y calidad en la delantera, porque nuestras transiciones de defensa a ataque son muy rápidas». Y como principales virtudes de la formación apunta «al compromiso de los jugadores y a la amistad de varios años entre ellos». El único inconveniente de la actual campaña lo sitúa en la falta de asistencia a los entrenamientos porque «muchos chavales estudian o trabajan». El Arenas cuenta en la actualidad con una plantilla de 19 jugadores y suele realizar incorporaciones de los juveniles Víctor, Laria, Jan y Lastra.

La ventaja que sacan al cuarto clasificado, el Ujo, es de ocho puntos y para entrar el play off el míster opina que «hasta podemos permitirnos el lujo de perder dos partidos». En los 26 encuentros de la actual campaña solo perdieron en Ujo y Nava y conseguían empatar en la primera vuelta con el Quintueles y el Riosa.

San Jorge

El juez de esta Liga

El San Jorge no se juega nada en lo que resta de competición pero su entrenador, Luis Miguel Llano, asegura que el objetivo de su equipo será «mejorar y trabajar, hacerlo mañana un poco mejor que hoy, así como competir y tener algo que decir». Los de Nueva pueden llegar a ser jueces de la Liga porque van a recibir al Quintueles y visitarán al Arenas del Sella y el Riosa.

A principios de campaña el San Jorge era el 'patito feo', «la última opción para jugadores que preferían ir al Ribadesella, el Llanes B y el Urraca B». Con el paso del tiempo, Luis Miguel Llano considera que «hoy estamos por delante del resto al haber conseguido una conexión perfecta entre futbolistas, afición y directiva». A los entrenamientos acuden «de 17 a 20 jugadores» y por todas esas razones, el míster confirma que «en Nueva estoy cómodo y muy a gusto».

De la categoría opina Luis Miguel que «hay mucha diferencia, con equipos fuertes y otros muy flojos». Entre lo que lleva visto cree que «el mejor es el Quintueles, pero el Arenas y el Riosa tienen dinamita».

Cánicas

Rejuvenecer la plantilla

El Cánicas es decimocuarto en una tabla de 18 equipos. Su entrenador, Miguel Tirador, explica que el principal objetivo del club pasaba este año por «rejuvenecer la plantilla y planificar a largo plazo con gente del municipio». Es decir, formar «un equipo nuevo, a la espera de ir incorporando futbolistas de las categorías inferiores». El inconveniente es que los juveniles de tercer año prefieren incorporarse «al Llanes de Liga Nacional». Para Tirador, el Cánicas es en la actualidad «un club abierto, todos tienen cabida, pero hay que transmitir una imagen de seriedad»

De la categoría opina que hay «dos grupos de equipos muy diferenciados. Los cinco primeros cuentan con dos o tres jugadores que marcan la diferencia. Casi todos los equipos cometen muchos errores defensivos y eso genera bastantes ocasiones de gol, por lo que con un portero de garantías y dos buenos delanteros siempre estarás arriba». El principal inconveniente es que «a los veteranos ya les falta explosividad y los jóvenes adolecen de picardía», matiza Miguel Tirador.

Urraca B

Apoyar al equipo de Tercera

El Urraca B ocupa la decimoquinta plaza, después de una aceptable primera vuelta. La marcha en el segundo tramo fue bastante floja, debido principalmente a la abundancia de lesiones. No obstante, su entrenador, Miguel Ruenes, sostiene que la meta del equipo es la de «hacer cantera, reclutar gente joven y prestar apoyo al conjunto de Tercera División». De hecho, a lo largo de la campaña los jugadores Mimi, Guti y Noel jugaron en el primer equipo.

El Urraca B incorporó a cinco futbolistas que en la campaña anterior militaban en el juvenil y de cara a los ocho partidos que restan, Ruenes apuesta por «recuperar a todos los lesionados y finalizar la temporada compitiendo bien».