El lobo mata a una ternera recién nacida en Llerandi, en el concejo de Parres

Los restos de la ternera comida por el lobo en Llerandi. /
Los restos de la ternera comida por el lobo en Llerandi.

Es el primer daño que causa el cánido en el municipio este año. El ataque se produjo en una finca de propiedad privada

JUAN GARCÍA

El lobo vuelve a las andadas y mata una ternera de la Raza Asturiana de la Montaña recién nacida en el concejo de Parres. El ataque se produjo el pasado lunes cerca de la localidad parraguesa de Llerandi, en una majada conocida con el nombre de El Coriellu, al lado de una pista que une Llerandi con Fontecha. Según explicó su propietario, Francisco Blanco Granda, «en el cercado había diez vacas próximas al parto, dos de ellas paridas durante la Semana Santa y en la noche del lunes se produjo el ataque con la consecuencia de la muerte de esta ternera a la que había llamado Zalamera».

Este es el primer daño que el lobo causa esta primavera en el concejo de Parres y el primero que sufre este ganadero, «aunque algunos de mis vecinos ya están acostumbrados». La novilla fue devorada casi por completo. Solo se ha encontrado un cuarto trasero y el rabo. «Se ve que fueron al menos dos lobos, porque los restos están muy desgarrados, así que habrá que buscar a ver si encontramos mas restos, la cabeza, el costillar o algo», añadió su propietario. Ayer recibió la visita del guarda que certificó el daño. Ahora habrá que esperar la indemnización.

La zona donde se produjo el ataque está situada a poco más de un kilómetro del pueblo de Llerandi. Es el primer daño en el concejo de Parres, «pero mucho nos tememos que no será el último», lamentó. Este ganadero aseguró que tras la conclusión de la temporada de caza ha aumentado la población de jabalí por esos parajes, «debido creo al efecto del lobo, que los hace bajar a nuestras tierras». El ataque se produjo en una finca de propiedad privada, no en terrenos comunales de pasto.