Los recuerdos de la comarca Oriental en la memoria de Juan Muñoz

Los recuerdos de la comarca Oriental en la memoria de Juan Muñoz

El que fuera primer concejal de Cultura de Ribadesella durante la etapa democrática publica el libro 'Ahora que me acuerdo'

JUAN GARCÍA

El que fuera concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ribadesella durante la primera legislatura democrática y uno de los promotores del histórico concierto de Raimon en La Grúa en plena Transición ha decidido sacar un libro de memorias, recuerdos, vivencias y opiniones sobre aquellos años. En 'Ahora que me acuerdo', Juan Muñoz no pretende hacer historia del pasado sino rescatar los recuerdos que le quedan de las etapas que vivió en diferentes puntos de la comarca. Desde su nacimiento en Nueva, hasta su infancia en La Isla, su bachillerato en Cangas de Onís o su primer contacto con la enseñanza como director en un embrionario instituto riosellano. Más tarde llegaron sus treinta años de profesor de Filosofía en el Instituto Jovellanos de Gijón o la construcción de su refugio familiar en la localidad de Tereñes donde ha escrito su ópera prima.

El libro se presentó este viernes en Ribadesella y ayer en Cangas de Onís. En él cuenta desde la «subjetividad» personal como vivió cada una de las etapas de su vida. Entre ellas, el por qué del concierto de Raimon. «Lo organizamos para sacar dinero con el que hacer un cine club, aunque luego alcanzó unas dimensiones insospechadas», explicó. Más tarde llegaron las primeras elecciones y su salto a la vida política municipal como un joven militante del PCE. En Ribadesella fue teniente alcalde y concejal de Cultura, además de director en el colegio libre adoptado por el instituto de Cangas de Onís, más tarde homologado y hoy en día el IES Avelina Cerra. «En el libro cuento un poco lo que Unamuno llamaba la intrahistoria. Es decir, cómo se fueron gestando las cosas y aquello que no se ve en la superficie», añadió el autor.

De su corta etapa como concejal destaca algunas anécdotas que en aquellos tiempos «crearon sarpullidos». Entre ellas, el abrazo que Santigo Carrillo y Horacio Fernández Inguanzo le dieron a su padre, «un brigada de la Guardia Civil que vino a vernos a un acto vestido de uniforme». «Aquella foto salió al día siguiente en la prensa y dio mucho que hablar porque el Partido Comunista había sido legalizado recientemente», recordó. Del concierto de Raimon, promovido desde La Cultural, se queda con «el afecto entrañable que aún permanece entre todos los que formamos parte de aquel proyecto».

En una de sus épocas más recientes, como vecino activo de Tereñes, Juan Muñoz habla de todas las actividades que les llevaron a crear el Centro de Interpretación Medioambiental (Cimat) de la localidad y la infinidad de actividades culturales que generaron en su entorno. Un movimiento ilustrativo que, de la mano de la Asociación Cultural Amigos de Ribadesella (ACAR), les animó a presentarse como candidatos al Premio Pueblo Ejemplar de Asturias y alcanzar la final. Aquel galardón, el de 2001, se fue para el valle y la parroquia de Paredes, en el concejo de Valdés-Luarca.

De nuevo ha sido ACAR quien ha organizado la presentación de su libro en Ribadesella. Fue el viernes en la Casa de Cultura y con una invitada de excepción, su hija Clara Muñoz, estudiante en el Conservatorio de Amberes. Ella puso la música de guitarra y flauta travesera a un acto acústico-literario que también contó con la presencia del prologuista del libro, su convecino tereñudo, el cirujano Manuel Herrero Montoto. Ayer se presenta en Cangas de Onís y el día 20 de abril en Gijón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos