Parres y Ponga trabajan para poner sus cuentas al día con la Sindicatura

Fachada principal del Ayuntamiento de Parres. /
Fachada principal del Ayuntamiento de Parres.

En el caso del Consistorio parragués la no entrega de los datos se debe a un problema de gestión del anterior interventor. En Ponga por falta de medios

TERRY BASTERRA

Los dos consistorios del Oriente de Asturias que no han presentado sus cuentas de 2014 ante la Sindicatura trabajan para que el año que viene esto no vuelva a suceder. Así lo han trasladado los gobiernos municipales de Parres y de Ponga, que además han explicado los motivos por los que figuran en este listado del organismo autonómico junto a los ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio y Villayón.

En el caso de Parres se debe a unos fallos de gestión del que había sido el interventor municipal de esta Ayuntamiento hasta hace unos meses, cuando se jubiló. Según explica el alcalde, «hicimos toda la rendición de cuentas de todos los años que teníamos pendientes, con sus respectivas comisiones de Hacienda, aprobación en pleno y exposición pública en el Bopa». «Contratamos a una empresa de apoyo informático a la intervención para actualizar el programa obsoleto que utilizaba. Y cuando estaba todo listo para subir los datos a la plataforma digital de la Sindicatura, envió la documentación por correo y en papel. Y la Sindicatura nos dijo que así no la cogía», explica ayer Emilio García Longo.

El regidor señala que, al menos, el nuevo interventor está realizando todo ese trabajo para subir los datos contables de los ejercicios desde 2006 a la plataforma de la Sindicatura y, aunque tiene una labor importante por delante, confía en que cuanto antes el Consistorio de Parres pueda tener esta información económica al día. «No ha sido un problema de voluntad política, fue de gestión del anterior interventor», indica. De hecho este mismo funcionario también se encargaba de la contabilidad de la mancomunidad formada por Parres y Piloña, otra administración local que no ha presentado sus cuentas ante la Sindicatura desde 2006.

Poco personal

En el caso de Ponga el problema es de falta de medios, tanto humanos como documentales. Desde el equipo de gobierno local se indica que «estamos trabajando para poder presentar toda la información que nos solicitan», pero además de contar con poco personal para realizar las diferentes necesidades que tiene este ayuntamiento, el actual gobierno local no encuentra numerosa información de la etapa anterior. Se da el caso de que el último informe de la Sindicatura se refiere al ejercicio 2014, cuando aún gobernaba Foro en este consistorio.