La mancomunidad Parres-Piloña invierte 200.000 euros de remanente de tesorería positivo

A. INGUANZO

En la mañana de ayer la mancomunidad formada por los concejos de Parres y Piloña aprobaba en pleno el presupuesto para el presente ejercicio 2016, que asciende a un total de 372.000 euros. Además se sacó adelante también el expediente de modificación de crédito a través del que se prevé una importante inversión para el remanente de tesorería positivo con el que cuenta el ente supramunicipal.

El montante disponible es de casi 200.000 euros, que se invertirán a partes iguales entre ambos municipios. Las obras aprobadas serán tres para Parres, como la pavimentación de los caminos interiores de la Vega de los Caseros o el acondicionamiento de caminos en San Martín de Bada, y dos para Piloña, la creación de 30 aparcamientos y un área de autocaravanas en el barrio de Xudes o el final de la urbanización del barrio de Pialla.