El nuevo aparcamiento de Ribadesella tendrá más de 6.000 metros

El terreno conocido como aserradero Secundino Díaz, junto a la estación de autobuses de Ribadesella. /
El terreno conocido como aserradero Secundino Díaz, junto a la estación de autobuses de Ribadesella.

Además de alrededor de 270 plazas de parking, el Ayuntamiento prevé la instalación de taquillas para peregrinos

JUAN GARCÍA

La concesión de suelo público portuario para la construcción del aparcamiento en altura en la villa de Ribadesella aumentará por encima de los seis mil metros. El 22 de junio pasado Ayuntamiento y Principado firmaban el acta de confrontación de replanteo previa a la concesión para un espacio de 5.961 metros cuadrados de terreno. Al final van a ser doscientos más, al incluir un espacio «que se quedaba en tierra de nadie, un vial por el que se accede a la estación de autobuses que está pegado al cuartel de la Guardia Civil», explicó la alcaldesa, Charo Fernández Román. El Consistorio lo reclamó y la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias accedió a su petición.

El mismo día de San Juan se firmó en Oviedo un nuevo acta de confrontación para un total de 6.100 metros cuadrados, documento que antes de convertirse en definitivo se publicará en el BOPA para someterse a un período de información pública. Cuando este finalice, la consejera podrá firmar la concesión del suelo.

Taquillas para peregrinos

El Ayuntamiento de Ribadesella proyecta, por otro lado, construir en este lugar un aparcamiento de tres plantas integrando en el nuevo edificio la dársena de situación de la Estación de Autobuses. Un parking con capacidad para más de 270 vehículos que incluiría plazas para motos y bicicletas. Una nueva infraestructura que, además, permitiría ofrecer nuevos servicios a los miles de peregrinos que cada año atraviesan el concejo de Ribadesella. Entre ellos, la instalación de taquillas donde guardar sus mochilas mientras visitan la villa. «Sería muy útil para los peregrinos y para cualquier turista que se encuentre de paso por el concejo, podría beneficiar a mucha gente», afirmó la regidora.

En su apuesta por convertir al municipio en un lugar de referencia en el Camino de Santiago, Charo Fernández defendió la idea de establecer en la villa un lugar específico para el estacionamiento de bicicletas, «porque cada vez hay más 'bicigrinos', como ya se les llama, que tienen sus propias necesidades, como el disponer de un taller donde reparar o lavar sus bicis». Otro servicio a incluir en los alojamientos es el de fisioterapia para tratar las dolencias de pies, piernas y espalda. «Hoy en día hay tal variedad de peregrinos, que tenemos que atenderlos como se merecen, porque es un mercado tremendamente desestacionalizador que incluso puede fidelizar a futuros visitantes», añadió la regidora.