Comienzan las restricciones de tráfico del Sella con calles cortadas en Ribadesella

Un agente regula el tráfico en las inmediaciones de Arriondas durante una de las pasadas ediciones del Descenso del Sella. /
Un agente regula el tráfico en las inmediaciones de Arriondas durante una de las pasadas ediciones del Descenso del Sella.

El sábado se cerrará la N-632 entre Arriondas y Llovio desde las 9 de la mañana y hasta que haya concluido el Descenso

TERRY BASTERRA

Comienza la semana del Descenso del Sella y con ella las primeras restricciones al tráfico. Por el momento son algo puntual. Solo en dos calles del centro de Ribadesella, pero serán las primeras de una serie de ordenaciones que se van a aplicar principalmente el sábado y el domingo.

El inicio de estas restricciones lo han protagonizado solo dos calles de la villa riosellana: Marqueses de Argüelles y Comercio. Desde ayer ya existen limitaciones para circular por ellas. De hecho sólo pueden acceder vehículos a garajes privados.

En cuanto al resto de restricciones, las principales se aplicarán el sábado ya desde la mañana, según informa la Jefatura Provincial de Tráfico en Asturias. A las 9 horas se cortará al tráfico la carretera nacional 634 entre Llovio y Arriondas y no se abrirá hasta una vez finalizada la prueba deportiva. Estas limitaciones serán aún más exhaustivas para los vehículos pesados, a los que no les estará permitido el paso ya desde las siete de la mañana hasta la medianoche del sábado al domingo. También tendrán esta misma limitación horaria los camiones que tengan previsto utiliza la nacional 625 entre la zona de El Portazgo, en Arriondas, y Cangas de Onís.

Por su puesto quedará restringida la circulación a los vehículos a motor que carezcan de matrícula, documentación o no gocen de las garantías suficientes para transitar por estas carreteras.

Por su parte los vehículos que circulen por la autovía del Cantábrico y tengan previsto dirigirse al Santuario de Covadonga o a los Picos de Europa deberán utilizar para ello la salida situada a la altura de la localidad llanisca de Balmori, para coger luego la AS-236 hasta Posada de Llanes y más tarde la AS-115 hasta el alto de la Robellada. Mientras que a los vehículos de la zona centro de Asturias que quieran desplazarse a Arriondas, Cangas de Onís o cualquiera de las zonas interiores de la comarca oriental se les aconseja tomar la N-634 a la altura de Lieres.

A los coches y motos que vayan a seguir el recorrido de las piraguas en su camino hacia Ribadesella, Tráfico indica que «deben hacerlo a una velocidad prudente, sin que ningún vehículo pretenda adelantar ni acortar la marcha para seguir el Descenso». «Cualquier automóvil averiado deberá ser apartado de la calzada, cuando sea posible, con el fin de no interrumpir la marcha de los demás. La prudencia de los conductores y peatones, así como el cumplimiento de las normas que en cada caso den los agentes, serán la mejor garantía para evitar accidentes», indican desde la Dirección General de Tráfico.

El domingo

Otra de las vías que se verá afectada por estas regulaciones es la N-632 entre Ribadesella y Bones. Esta carretera estará cerrada entre las 8 y las 17 horas del domingo en sentido hacia la villa de Agustín Argüelles y sólo se permitirá el tránsito de salida en sentido Gijón. Tan solo se autorizará el doble sentido en la zona de El Boulevar. La AS-263 entre Ribadesella y Llanes también se verá afectada por las restricciones en el mismo tramo horario que la N-632. Sólo se podrá utilizar en sentido Santander para abandonar Ribadesella.

Además se avanza que «en función de la densidad del tráfico rodado, se podrán restringir los accesos a Ribadesella ya desde las 16 horas del viernes» hasta la misma mañana del domingo.