Un Sella vigilado por tierra, aire y río

El dispositivo de la Guardia Civil fue presentado, como cada año, en la playa de Santa Marina. /
El dispositivo de la Guardia Civil fue presentado, como cada año, en la playa de Santa Marina.

Estarán coordinados gracias a la colaboración entre el Principado, los ayuntamientos y la Guardia Civil

ANDREA INGUANZO

Un año más velando por que reine la normalidad en la celebración del Descenso Internacional del Sella. Poco menos de 800 efectivos del Principado, los ayuntamientos de Ribadesella y Parres y los concejos vecinos y la Guardia Civil trabajan desde ayer y hasta mañana domingo en los dispositivos especiales de seguridad con motivo de la celebración de este evento lúdico-deportivo. No hay novedades respecto a otros años, ya que se trabaja en los límites de personal y medios que permiten ofrecer un servicio de calidad e inmediato ante la masiva afluencia de público y deportistas que se registra en la zona durante este fin de semana.

Serán en concreto 420 los efectivos los que trabajen mañana y noche para evitar situaciones de riesgo y solventar los problemas que puedan surgir durante el desarrollo de la celebración de las Piraguas por parte de la Guardia Civil. Se ha diseñado y puesto en marcha, por su parte, un dispositivo que abarcará las localidades de Arriondas y Ribadesella, el propio río Sella y sus proximidades. El mismo tiene entre sus cometidos garantizar la seguridad de las personas y el orden público, prestar auxilios de carácter humanitario, garantizar la correcta movilidad de los usuarios de las vías de comunicación, asegurar una primera asistencia en caso de emergencia además de prevenir, y en su caso investigar, los delitos que se cometan.

Por lo que respecta a unidades intervinientes, toman parte en el dispositivo miembros de los puestos de Arriondas, Ribadesella, Cangas de Onis, Carreña, Panes, Colombres, Llanes y Posada de Llanes. Asimismo participan efectivos de todas las especialidades de la Guardia Civil ubicadas tanto en la Comandancia de Gijón, como en la zona de Asturias, así como de fuera de la provincia. Desde ayer están presentes agentes de Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona); Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC); Grupo Rural de Seguridad (GRS) con base en León y Zaragoza; Escuadrón de Caballería con sede en Valdemoro (Madrid); Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (GEDEX); Grupo de Apoyo a las Telecomunicaciones (GATI), tanto de la Comandancia como de la Jefatura en Madrid; Servicio Cinológico, de la Comandancia, Zona y Madrid; Unidad de Helicópteros de la Guardia Civil (UHEL) con base en La Morgal, al que se une otro perteneciente al órgano central con base en Torrejón de Ardoz (Madrid); Sector/Subsector de Tráfico de Asturias; Grupo Especial Actividades Subacuáticas (GEAS); Servicio Marítimo Provincial; Servicio de Información; Centro Operativo de Servicios (COS); Policía Judicial; y Sección de Montaña de Cangas de Onís.

Se prestará servicio hasta las 14 horas de mañana domingo de forma ininterrumpida, empleando un total de 216 medios de transporte, que se distribuyen en 59 todo terrenos, 48 turismos, 97 motocicletas y 12 de otro tipo, como son 3 furgonetas de carga, 2 camiones transporte de caballos, 3 furgones para transporte de personas y equipo, 2 helicópteros, 1 embarcación y 1 lancha fuera borda.

Desde la Benemérita se lanzaban ayer en la presentación del dispositivo varias recomendaciones para asistentes, conductores y 'selleros' en general, con el fin de seguir reduciendo las atenciones, las detenciones y las situaciones conflictivas. Como la gran aglomeración de público que es, la fiesta de las Piraguas cuenta con un control especial sobre los puentes de salida y llegada del Descenso, así como el propio río, la vía ferroviaria por la que circula el tren fluvial y otros puntos como el podio riosellano. Se restringirá físicamente, a través de obstáculos, el tránsito de vehículos en los puentes durante los momentos de mayor afluencia y, por otra parte, los guardias civiles irán autoprotegidos en todo momento para evitar que cualquier agresión contra ellos impida que puedan defender o proteger al resto de asistentes.

Menos incidencias cada año

En lo que coincidían ayer tanto la Guardia Civil como el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) era en valorar el descenso que el volumen de incidencias está experimentando en los últimos años, «quizá no tanto porque venga menos gente, sino porque ese público viene a disfrutar de lo que es la fiesta», valoró en la playa de Santa Marina de Ribadesella Francisco Javier Puertas, teniente coronel jefe de la Comandancia de Gijón.

Fue una idea que trasladó también el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien se encargó de presentar el plan de seguridad del SEPA para la 80º edición del Descenso del Sella. Indicó, de hecho, que con los datos que manejan desde los últimos cuatro años «el descenso en las incidencias es del 44%». Desde ayer a las 18 horas y hasta las 11 del próximo domingo, la colaboración y coordinación entre la Administración autonómica y los ayuntamientos permitirá movilizar a 375 efectivos. En las inmediaciones de la plaza de abastos riosellana se constituirá un Centro de Coordinación Operativa (CECOP-SELLA) en el que se integran, bajo un mando único, todos los grupos de acción previstos en el plan, con independencia del organismo al que pertenezcan: intervención, orden, sanitario y logístico y de apoyo.

En la presente edición se movilizarán unos 70 vehículos terrestres, aéreos y acuáticos; entre otros, los camiones de coordinación y mando del SEPA, el puesto de asistencia médica avanzada del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), más de 40 vehículos de transporte e intervención entre los que figuran 2 autobombas urbanas ligeras, 2 embarcaciones de salvamento, una moto acuática, 2 unidades medicalizadas, cuatro ambulancias y el helicóptero medicalizado con el grupo de rescate de Bomberos del SEPA, del que forma parte un médico-rescatador.

Martínez también aprovechó la presentación para apelar a la responsabilidad y colaboración ciudadana y que «se respeten las normas de convivencia, las medidas de prevención básicas y los consejos e indicaciones de los efectivos».

En la presentación del dispositivo participaron los alcaldes de Ribadesella y Parres, Charo Fernández y Emilio García Longo, y el gerente del SEPA, Eugenio García Rodríguez. Además de estos cuerpos también estuvieron representados Policía Local y Protección Civil.