Esfuerzo en Ribadesella y Arriondas con las labores de limpieza

Operarios de limpieza recogiendo mangueras en la calle Gran Vía antes del mediodía. /
Operarios de limpieza recogiendo mangueras en la calle Gran Vía antes del mediodía.

Como viene siendo habitual en las últimas ediciones, a primeras horas de ayer domingo las capitales selleras recuperaban su aspecto

R. O. RIBADESELLA / ARRIONDAS.

Los ayuntamientos de la capitales del Sella volvieron a batir récords de efectividad en cuanto a la limpieza de las villas de Ribadesella y Arriondas. Después de que miles de personas desfilaran, acamparan y disfrutaran del mayor evento lúdico-deportivo de la región durante todo el fin de semana, antes del mediodía de ayer domingo las calles se mostraban absolutamente acondicionadas.

Los refuerzos en cuanto a personal de limpieza y en los departamentos de Obras y Servicios de ambos consistorios se tradujeron en un trabajo rápido y efectivo, algo más complejo en las zonas de acampada a causa de la demora de los 'selleros' en retirar sus tiendas y todas sus pertenencias. Aunque destacaba una imagen, que se repitió en varias zonas durante la jornada: campistas portando sus propias bolsas de basura hasta los contenedores colocados para depositarla.

Durante el día de ayer no trascendió el volumen de basura recogida en ambas localidades, pero lo cierto es que el incremento de horas de trabajo surtió un año más efecto. Mientras en Arriondas ya se realizó un primer barrido de las calles en la tarde del sábado, en Ribadesella las arterias del centro ya se habían repasado con agua y escobón para la hora del vermú de ayer domingo.