Una figura de la canción asturiana en Cangas de Onís

Isaac Sierra Longo junto al puente romano de Cangas de Onís. /
Isaac Sierra Longo junto al puente romano de Cangas de Onís.

«Siempre me ha gustado la tonada. Mis dos abuelos cantaban muy bien y de pequeño les escuchaba y estaba todo el día cantando»

TERRY BASTERRA

Isaac Sierra Longo se ha convertido en los dos últimos años en toda una promesa de la canción asturiana. Este parragués de 32 años afincado en Cangas de Onís vive y practica la tonada desde niño, desde que aprendió a amarla de la mano de sus abuelos Manolo Longo y Andrés Fierro. Pero hace tres años decidió que era el momento de dar un paso más y tomársela «más en serio». Comenzó a prepararse con la ayuda del profesor Narciso Fernández Arduengo y los resultados no se han hecho esperar. Lleva seis victorias en algunos de los principales concursos de la región en los últimos dos ejercicios. Entre ellos el de Siero, a principios de julio, o el de Gijón de El COMERCIO esta misma semana, competición que con la de este 2016 ya ha ganado en otras dos ocasiones, igual que el de Langreo.

«Siempre me ha gustado la canción asturiana. Mis dos abuelos cantaban muy bien y de pequeño les escuchaba y estaba todo el día cantando», recuerda Isaac Sierra. Él es barítono bajo y su principal referencia es Juanín de Mieres, además de algunas canciones de Jorge Tuya.

Pero cantar al nivel que lo hace Isaac requiere una preparación importante. «Ensayo con Narciso dos días a la semana cinco horas diarias, cada uno de ellos me corrige mis defectos. Los demás días escucho tres horas diarias de grabaciones. Pero además de ensayar tienes que cuidarte para estar bien los días de los concursos, porque son en la fecha en la que son y no puedes fallar. Yo lo que hago es no beber ni comer nada frío. Intento no mojarme ni enfriarme. También hago cursos de respiración para aprender a cantar con el diafragma, porque si cantas de garganta al de unos años acabas cascando», indica Sierra.

Entre las canciones de su repertorio con las que acude a los certámenes están dos de Juanín de Mieres. Se trata de 'A la salida del Sella' y 'Arrea carreteru'. «Son duras y las dejo para las finales», indica.

La intención de este parragués afincando en Cangas de Onís es seguir cantando y compitiendo «mientras la salud me respete». «La canción asturiana es algo muy nuestro. Cuando canto la siento y cuando escucho a las grandes voces me emociono», reconoce.

Sierra considera que a día de hoy vivir de la tonada «es imposible». «Los festivales están muy bien porque sirven para mantenerla, pero los premios son bajos y no dan para vivir solo de ello. Para cantar hay que tener afición», señala. Él la tiene, y mucha, y calidad le sobra.

 

Fotos

Vídeos