Amigos de Parres, a favor de recuperar la bandera original del Sella

La bandera del Sella, el viernes en durante los actos de apertura del Descenso celebrados en Arriondas. /
La bandera del Sella, el viernes en durante los actos de apertura del Descenso celebrados en Arriondas.

Los colores de las Piraguas se utilizaron por primera vez en 1947 para distinguir a los palistas de unas localidades de los de otras

JUAN GARCÍA

El presidente de la Asociación Cultural Amigos de Parres y exsecretario del CODIS, Titu Manzano, cree que el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella debe recuperar la bandera original del Sella, la que en 1954 describió Dionisio de la Huerta en el reglamento oficial de la XVIII edición. «Si se está tratando de rescatar toda la esencia de la fiesta con gigantes, cabezudos, el cañón y resto de elementos, también se debe recuperar la bandera original, la que lleva una distribución de colores diferente a la actual. Es decir, la bandera con franjas horizontales de colores rojo, amarillo, verde, blanco y azul», afirmó Manzano.

Otra cosa diferente es lo que puedan hacer los colectivos vinculados a la fiesta, desde Tritones (Infiesto), hasta Botijos (Cangas de Onís) con 20 años de presencia en el desfile, pasando por Selleros (Arriondas) y Entainos (Ribadesella). Los parragueses ya confirmaron que continuarán con la bandera actual, «porque es la que ha elegido la gente», dijo Sergio Suárez. Una bandera que en Arriondas se copió de la que venían utilizando Los Tritones.

Los colores del Sella aparecen por primera vez en 1947 (X Edición), para distinguir a unos piragüistas de otros. De este modo, las embarcaciones de color rojo correspondían a Ribadesella, las de color blanco a Infiesto, el verde a Gijón, el azul a Arriondas, el rojo y blanco a Santander, el negro y rojo a Bilbao y el amarillo a Madrid.

En el 49 se probó otro reparto y en el 54 se hizo una distribución definitiva en función al resultado de la edición anterior. De este modo, el color amarillo fue para el vencedor absoluto del año anterior. El verde para el campeón por equipos. El blanco para todas las formaciones extranjeras. El azul para los nacionales. Y el rojo para todos los equipos asturianos.

Ese mismo año, por primera vez en el Sella, se ondeó la bandera oficial de Las Piraguas en franjas horizontes. La distribución de colores, por motivos de estética fue como sigue: rojo (asturianos), amarillo (campeones), verde (campeón por equipos), blanco (extranjeros) y azul (españoles).

La distribución actual, aunque no se corresponde con la original, ha calado en la población y cada edición del Descenso se ve a más personas con los colores de la Fiesta de las Piraguas.