La plataforma en defensa del hospital anuncia movilizaciones si no se mejora el centro

Panorámica del hospital Francisco Grande Covián de Arriondas, centro de cabecera del área sanitaria VI. /
Panorámica del hospital Francisco Grande Covián de Arriondas, centro de cabecera del área sanitaria VI.

El colectivo ciudadano duda de las promesas de la consejería y que se vayan a atender las necesidades del Grande Covián y del Área Sanitaria VI

ANDREA INGUANZO

Un discurso lleno de contradicciones. Eso es lo que dicen haber recibido los miembros de la plataforma en defensa del hospital Grande Covián de Arriondas en la reunión mantenida esta misma semana con el consejero de Sanidad del Principado de Asturias. «Recibimos informaciones contradictorias hacia la realidad que nosotros conocemos», indicaron ayer en una comparecencia en la que detallaron las claves del encuentro con el responsable regional. Tanto es así que apuntaron que dudan de las intenciones de la consejería «porque nos cuentan una historia fantástica, la que todos quisiéramos para el hospital, pero no nos lo creemos».

El futuro plan de mejora que el consejero anunció que se presentará en el mes de octubre ilusiona al colectivo, que espera que «en él no se incluya la realidad que se nos pinta y que no se corresponde con lo que está pasando en Arriondas». Para empezar hay puntos de inflexión como la intención de contratar personal mediante oposiciones. «Se ha aprobado y parece que las oposiciones saldrán pronto, pero lo que nos trasladó Francisco Del Busto es que la intención de la consejería es dar prioridad a los hospitales de las alas», explicaron los miembros de la plataforma. Un asunto que les parece positivo, «siempre y cuando se cumpla, porque hasta el momento las cosas son muy diferentes». «Los profesionales piden traslados a otros centros y esas plazas quedan sin cubrir o se cubren con contratos temporales que dan pie a que los profesionales no quieran trabajar en Arriondas», plantearon.

En relación a la dotación presupuestaria del hospital, el colectivo planteó un problema. «El Grande Covián, a pesar de haberse integrado hace años en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), sigue siendo considerado como la fundación que en su día fue y recibe la misma dotación que entonces, muy por debajo de la del resto de hospitales», destacó Ana Gutiérrez, una de las personas que forman la plataforma. Este es uno de los muchos cambios que esperan que se incluyan en el nuevo plan de actuación.

Otra es la activación de los consejos de salud, espacios de debate tanto a nivel de área como de zona en los que tendrían cabida los propios ciudadanos. «Es una figura que se contemplan desde el año 2006 y aquí nunca se ha puesto en práctica, el consejero nos ha dicho que ahora se van a activar». Otro asunto de descontento generalizado es el servicio de ambulancias para el que «nos recordó que ya hay más dotación», una decisión que se tomó «después de la reunión con los alcaldes de la comarca celebrada hace algunos meses». «Se trata de un servicio externo que funciona bastante mal y por ello también le advertimos de errores en los protocolos que se utilizan, como la imposibilidad de que un acompañante viaje con la persona que va en ambulancia».

Carencias de información

Regresaron de la reunión, que tardaron casi tres meses en conseguir, con grandes carencias de información. «No se nos respondió a todo lo que preguntamos y por eso esperamos sacar toda la información que nos falta del estudio que presentarán en unos meses». Si no es así, lo tienen bastante claro, «no vamos a parar». Anuncian movilizaciones y presentan una hoja de ruta muy clara que desarrollarán en los próximos meses. La siguiente reunión será con una parte del personal, el contratado después de la integración en el Sespa. «Tenemos pendiente convocar a todos los alcaldes y movilizar a los ciudadanos a través de más asociaciones», destacaron. Por otro lado, esperan conseguir un encuentro «entre los profesionales del hospital y la Gerencia, que según detallan la situación da la impresión de que no tienen demasiado contacto». «No vamos a ceder ni un milímetro hasta que la realidad se corresponda con lo que nos dicen», advirtieron.

Y lo que les dicen es que «no está en los planes ni la desaparición del hospital, ni la disminución de servicios, ni de medios». «El consejero describió el hospital de Cabueñes como la 'madre protectora' de Arriondas, que está ahí para cubrir todas sus deficiencias». Un desplazamiento de pacientes que, según los miembros de la plataforma, «nos dijeron que quieren minimizar».