Arriondas recibe a su olímpico

Javier Hernanz, con los jóvenes palistas de Los Rápidos, ayer durante su homenaje en Arriondas. /
Javier Hernanz, con los jóvenes palistas de Los Rápidos, ayer durante su homenaje en Arriondas.

Mostró emocionado el diploma que acredita su quinto puesto logrado en los Juegos en la categoría de K-4 sobre una distancia de 1.000 metros

A. INGUANZO

Es el orgullo de todo un concejo y tenían que demostrárselo con todo su cariño. El piragüista Javier Hernanz era recibido ayer en Arriondas por todos sus vecinos en la Casa de Cultura, después de regresar con un diploma olímpico bajo el brazo tras su participación en los juegos olímpicos de Río 2016 en categoría K-4 1.000 metros masculino. El Ayuntamiento de Parres, el club de piragüismo Los Rápidos de Arriondas, el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS) y otros colectivos deportivos del concejo, fueron los promotores del acto. Una acogida que emocionó al joven palista.

Para recibirle en el centro cultural se abría un pasillo de remos y de darle la más calurosa bienvenida se encargaron los más pequeños, niños cuya figura es todo un ejemplo a seguir. Amigos de Parres se encargó de hacer un repaso por su dilatada carrera y, por su parte, compañeros de paladas como Julio Martínez o Milín Llamedo no quisieron perder la oportunidad de acompañarle. Hernanz, por su parte, narró el duro camino recorrido hasta llegar a Río 2016 y subrayó la importancia del piragüismo en Arriondas y en Parres.