Queda desierta la convocatoria para reforzar la unidad de anestesia de Arriondas

El Hospital Grande Covián, situado en la localidad de Arriondas. /
El Hospital Grande Covián, situado en la localidad de Arriondas.

El único candidato que se presentó al proceso de selección renunció después a incorporarse al Hospital Grande Covián

TERRY BASTERRA

Los problemas de personal que atraviesa el Área de Anestesiología y Reanimación del Hospital Grande Covián, emplazado en Arriondas, parece que no van a tener solución a corto plazo. La falta de especialistas en esta unidad ha hecho que se incrementen las listas de espera del centro, según indicaron a principios de este mes fuentes del Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa).

Para paliar esta escasez de profesionales el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha enviado durante estas semanas de verano a especialistas de otras zonas de Asturias. Con ellos se aseguraba que se cubrían las guardias y las urgencias, pero la cirugía programada se atendía «un día sí y otro no», aseguraban desde el Simpa.

En la plantilla estructural de este hospital están previstas seis plazas de anestesistas, aunque hay dos sin ocupar. En verano, con las vacaciones, solo suele haber tres activos. Desde la Consejería de Sanidad se realizó una convocatoria pública el pasado julio para reforzar esta unidad. Se ofrecía la contratación temporal de un especialista con carácter de interino para ocupar una de las dos plazas vacantes que figuran en el organigrama del Grande Covián.

A esta convocatoria tan solo se presentó una persona, pero renunció a la plaza, motivo por el que la Consejería de Sanidad hizo ayer pública la decisión de la Gerencia del Área Sanitaria VI, en la que se encuentra el hospital, por la que se declara desierto este proceso selectivo. Lo que no se comunicó es si está previsto realizar nuevas convocatorias para reforzar la unidad en los próximos meses o se esperará a ejercicios venideros.

La de Pediatría ha sido otra de las unidades que ha registrado una falta más acuciante de personal durante este verano y fue otra de las que se reforzó con profesionales venidos de otros puntos de Asturias para cubrir las guardias y las urgencias. El centro cuenta con tres las plazas previstas, de las cuales están ocupadas dos, aunque una de ellas se encuentra de baja por maternidad.