Espinaréu inspira uno de los belenes más vistos de Asturias

Los hórreos típicos de Espinaréu se recogen en este visitado Belén. /
Los hórreos típicos de Espinaréu se recogen en este visitado Belén.

El Nacimiento incluye varios hórreos y otros enseres propios de la época, además de reproducir el paisaje de la localidad piloñesa

ENRIQUE CARBALLEIRA

La pintoresca localidad de Espinaréu, una de las más visitadas del concejo de Piloña, por sus destacadas rutas y su conjunto etnográfico compuesto por 26 hórreos y paneras, es la protagonista del Belén artesanal que se expondrá durante estas fiestas en el centro comercial Intu Asturias.

El Belén ha sido elaborado por al Asociación de Belenistas de Gijón, que ha querido representar el conjunto etnográfico y típicamente asturiano de la localidad piloñesa.

De esta forma, el montaje navideño reproduce paisajes y construcciones autóctonas de Asturias, exhibiendo piezas únicas y de gran valor artístico, como dos réplicas exactas de los populares hórreos de la población o aperos y enseres propios de la época.

La Asociación de Belenistas de Gijón, ha elaborado un Nacimiento en el que se retratan las costumbres, tradiciones y paisajes asturianos de la época, y que concuerda con la decoración navideña del centro, inspirada en los verdes bosques asturianos.

Ambientado en Espinaréu, el Belén está compuesto por alrededor de 70 figuras y ocupa una superficie de 12 metros cuadrados. Cuenta con piezas singulares y de gran valor artístico y costumbrista, elaboradas expresamente para este montaje, como dos réplicas exactas de los populares hórreos de la localidad, y que forman parte de uno de los conjuntos patrimoniales tradicionales más excepcionales de Principado. Otro de los elementos que puede identificarse por su fidelidad con la original es la fuente del área recreativa de La Pesanca y su entorno, integrada en un bosque autóctono poblado de robles, castaños, avellanos y hayas.

El Belén, que se podrá visitar hasta el 5 de enero en el Paseo de los Manzanos, recrea además otras construcciones típicamente asturianas como los llagares o los llavaderos, oficios tradicionales como el de 'madreñeru' o enseres y aperos tan representativos como el 'carru rinchón o del país' o los 'paxos'. Destaca también la exactitud del paisaje natural asturiano, representado en las montañas, la vegetación y los caminos de tierra característicos de las aldeas asturianas. La Asociación de Belenistas de Gijón ha trabajado durante tres meses en la concepción del Belén, en el que se han implicado directamente una decena de personas.