Medio millar de corredores participa en las carreras solidarias de Nochebuena

La salida de la Carrera de los Inocentes, en Arriondas. /
La salida de la Carrera de los Inocentes, en Arriondas.

La lucha contra el cáncer fue el objetivo de ambas citas. En Parres, los beneficios son para la Asociación Española y en Ribadesella para Galbán

E. FERNÁNDEZ / J. GARCÍA

Casí medio millar de personas, 486 para ser exactos -76 de ellos niños- participaron el pasado viernes, Día de Nochebuena, en las dos carreras solidarias que se organizaron en Arriondas y Ribadesella. En la capital parraguesa, la cuarta edición de la Carrera de los Inocentes registró 150 participantes. Desde el Parque de Llera, los corredores recorrieron una distancia de 4 kilómetros para recoger donativos a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). En la clasificación general, los ganadores masculinos fueron Máximo Cordero, Guzmán Fernández y José Ángel Buján. En la femenina, las primeras en cruzar la meta fueron Iyana Gonzal, Isabel Martínez, María Perez y Ana Belén Bada, éstas últimas se clasificaron ambas en tercera posición al entrar juntas.

La II Carrera Ribadesella Solidaria fue otro éxito rotundo. La prueba no competitiva se disputó a lo largo de la playa de Santa Marina y congregó la participación de 260 adultos y 76 niños. Era la primera vez que se abría a categorías inferiores y éstas no fallaron. La recaudación, 5 euros por inscrito, se destinó a la asociación Galbán de familias asturianas con niños enfermos de cáncer. Una hora después, arrancó la carrera absoluta.

Elías Vela Inés (SCD Ribadesella) se alzó con el podio masculino que completaron Benito Pérez y Juan Rafael Castro. En féminas, los tres primeros puestos fueron ocupados por Cristina Escudero, Ainoa del Campo e Inés Llamazares. En veteranos masculinos: Raúl Manzanero, Diego Cotera y Mario Guitián. Y en veteranas femeninas: Margarita Almellones, María Rodríguez de la Flor y María de la Fuente Díez. La jornada contó con numerosos seguidores que aprovecharon el buen tiempo para seguir las pruebas.