La abstención del PP permite aprobar las liberaciones del gobierno riosellano

Sesión plenaria celebrada ayer en Ribadesella. / NEL ACEBAL
Sesión plenaria celebrada ayer en Ribadesella. / NEL ACEBAL

PSOE y Ciudadanos achacan a un «error» los sueldos presentados a los grupos y rebajan la subida a un 10%, hasta los 114.000 euros

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

El primer pleno de la legislatura en el Ayuntamiento de Ribadesella, el correspondiente al capítulo de liberaciones y retribuciones junto al modelo de organización municipal, fue de guante blanco. El gobierno de coalición de PSOE y Ciudadanos sacó adelante sus principales propuestas gracias a la abstención de los tres concejales del PP y a una pequeña modificación introducida en los salarios que percibirán el alcalde y el tercer teniente de alcalde, los dos únicos concejales liberados al cien por cien. Ramón Canal pasará a cobrar 46.798 euros brutos anuales y José Luis Díaz Bermúdez 43.628, es decir alrededor de dos mil euros menos que lo planteado, «por error», en la resolución remitida a los grupos políticos.

Con ello, la subida salarial aprobada para los altos cargos respecto a la anterior legislatura se sitúa en el 10%, alcanzando los 114.000 euros, lejos de los 143.000 euros que permite la ley a un Ayuntamiento como el riosellano. La concejala de Economía y Hacienda, Cultura y Juventud, la socialista Cristina Cerra, mantendrá una retribución de 14.000 euros al quedar liberada al 50%. Y el concejal de Ciudadanos, Luis Fuentes, responsable de Deportes, Participación Ciudadana, Medio Ambiente, Medio Rural, Coordinación con los Alcaldes Pedáneos, Sanidad y Consumo, liberado al 40%, cobrará 10.000 euros.

Gracias a su abstención, el Partido Popular contará con un representante en la Junta de Gobierno Local, aunque no ocupará el puesto de cuarto teniente de alcalde. Este fue otro «error» incluido en la resolución, dijo el alcalde. Ramón Canal presidirá esa junta, en la que también estarán Belén Fernández y José Luis Díaz Bermúdez por el PSOE, Luis Fuentes por Ciudadanos y Paulo Silva por el PP. Este último aseguró que su abstención se debía a la «rectificación» realizada en los salarios y al considerar que un 10% de subida no es excesiva.

La portavoz de Foro, María José Bode, tampoco la cree elevada, aunque calificó como «excesivas» las retribuciones Canal y Díaz e «injusta» la que se le ha asignado a Fuentes. El más crítico fue el portavoz de Pueblu, Ricardo Cangas, que rescató las palabras pronunciadas por Díaz Bermúdez en el pleno de la pasada legislatura cuando calificó como «poco éticos» los sueldos aprobados entonces. «Las liberaciones son imprescindibles, pero no a cualquier precio. Nosotros estábamos dispuestos a facilitarlas, pero no estas», dijo.

La réplica se la dio el propio Díaz Bermúdez, para quien «la democracia no es ni barata ni gratis». Calificó su crítica como «demagógica» ya que «nadie va a cobrar más, sino lo mismo que está cobrando en su puesto de trabajo», añadió. Censuró que Pueblu aceptase la liberación de la anterior alcaldesa al 95% y aseguró que sus antecesores en el cargo, «cobrando lo que cobraban, eran más ineficaces». Al final la propuesta se aprobó con el voto ponderado del presidente de la corporación gracias a la abstención del PP. Foro y Pueblu votaron en contra.

La corporación, con el apoyo de PSOE, PP y Ciudadanos, también aprobó contratar a un ayudante de la alcaldía como personal eventual mediante la convocatoria de un concurso público. Pueblu fue el único que rechazó la propuesta al desconocer las características y bases de ese concurso. No obstante pidió que esa persona «también esté al servicio del resto de la corporación».

Legislatura «ardua»

Los plenos ordinarios se celebrarán el último miércoles de cada mes, salvo en agosto y diciembre. Las retribuciones por asistencia a plenos y juntas de gobierno para los ediles no liberados subirán a 100 euros, mientras que las asistencias de comisiones se pagarán a 60. Cada grupo político tendrá una asignación mensual de 90 euros. Pueblu votó en contra de esta propuesta y de la constitución de las comisiones. Estas quedarán integradas por nueve miembros y Pueblu pidió rebajarlas a cinco ediles con voto ponderado «para no generar un gasto innecesario».

El alcalde, Ramón Canal, cerró el pleno agradeciendo la «cordialidad» con la que los grupos municipales llevaron a cabo las negociaciones después de unas conversaciones que calificó como «difíciles y tensas». Su agradecimiento se hizo especial hacia el único concejal de Ciudadanos «por aceptar rebajarle su liberación» y al grupo municipal conservador por desbloquear la situación. Canal también auguró que la labor que les espera será «ardua», pero anunció que la asumen «con ganas y esfuerzo».