Una alegación de los ecologistas paraliza los huertos riosellanos de La Mediana

La alcaldesa lamenta que los conservacionistas «de salón» se dediquen «desde Oviedo a machacar a la gente que vivimos en las alas»

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Los huertos urbanos que el Ayuntamiento de Ribadesella había proyectado en La Mediana, en los antiguos terrenos de la central lechera, tendrán que esperar. Una alegación presentada por los Amigos de la Naturaleza de Asturias (ANA) ha paralizado la actuación, en la que también estaba previsto crear un área recreativa con parque infantil y una caseta para meter los aperos de labranza.

El Ayuntamiento de Ribadesella había solicitado a Costas la concesión para ocupar ese espacio de dominio público marítimo-terrestre y acometer los trabajos, pero en su tramitación ambiental apareció esta única alegación, que provisionalmente paraliza el proyecto. La entidad ecologista entiende que el proyecto se «opone notoriamente» a la vigente legislación costera. Asegura que «ninguno de los usos propuestos es compatible» con el espacio y por ello pide «denegar y archivar» la solicitud municipal.

Lo ocurrido ha sido «decepcionante» para la alcaldesa de Ribadesella porque, después de convencer a todas las administraciones sobre las bonanzas de su proyecto, se ha encontrado con los «ecologistas de salón que, desde Oviedo, se dedican a machacar a la gente que vivimos en las alas». Charo Fernández cree que ANA «desconoce» tanto el proyecto como el entorno donde pretende desarrollarse y se opone a la regeneración de un espacio que está muy deteriorado. «Su alegación sólo se puede entender desde la ignorancia y desde el odio, porque solo sirve para paralizar un procedimiento que estaban bien encarrilado», añadió la regidora.

La alegación de ANA también pone en duda el uso que Ribadesella está haciendo, desde hace décadas, del Prau de San Juan o del parque de El Malecón y cuestiona la decisión de Costas por dar trámite a la solicitud de concesión riosellana, presentada el 29 de noviembre de 2018. «Eso roza lo absurdo», contestó la alcaldesa. «Pedir que los riosellanos no podamos utilizar el parque del Malecón que hizo el Ministerio de Medio Ambiente o no podamos hacer uso de algo tan consolidado como el Prau de San Juan es infumable. Habrá que acotarlo y reservarlo para los ecologistas de Oviedo», censuró la regidora.

El Ayuntamiento de Ribadesella esperaba ejecutar el proyecto de reordenación de esos terrenos con la ayuda de un taller de empleo que comienza el mes que viene. «Tenemos el material acopiado en el almacén de obras, lo tenemos todo, pero los técnicos municipales me han asegurado que lo más probable es que en esta legislatura no se podrá actuar en La Mediana», indicó Charo Fernández.

En el informe municipal que responde a la alegación de ANA, el Ayuntamiento de Ribadesella recuerda que el proyecto no prevé nuevas construcciones en la zona, sino «la reparación de una instalación existente que se encuentra muy deteriorada, que está suficientemente alejada de la costa y que tiene unas dimensiones mínimas». Lo único que se pretende con la actuación es reorganizar el entorno de la antigua central lechera de Ribadesella «obteniendo una mejora en la imagen y calidad del lugar» sin dejar de cumplir «ninguno de los preceptos señalados por la normativa vigente», dijo.