El amor, en el aire en Picos

Las jaulas de la majada de Belbín en las que los nuevos ejemplares se aclimatan al Parque. / FOTOS: ACEBAL
Las jaulas de la majada de Belbín en las que los nuevos ejemplares se aclimatan al Parque. / FOTOS: ACEBAL

El personal de la fundación confía en poder confirmar «en unos meses» la formación de esta nueva unidad de cría al tiempo que suelta a un nuevo ejemplar en el Parque Dos de los quebrantahuesos liberados, 'Atilano' y 'Esperanza', podrían estar formando una nueva pareja reproductora

L. RAMOS / N. ACEBAL CANGAS DE ONÍS.

El Parque Nacional de los Picos de Europa podría contar próximamente con una nueva unidad reproductora de quebrantahuesos. Así lo anunciaba ayer el director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), Gerardo Báguena, quien explicó cómo en los últimos tiempos los ejemplares 'Atilano' y 'Esperanza' han mostrado un comportamiento acorde con esta hipótesis. «La hembra lleva dos años sin moverse de una misma zona, casi en el límite del Parque, y últimamente el macho está invirtiendo mucho tiempo con ella, por lo que bien podríamos estar hablando de la siguiente pareja reproductora», manifestó. Eso sí, recalcó que la confirmación todavía tardará «unos meses» en llegar.

Si esta confirmación finalmente llegase, la de 'Atilano' y 'Esperanza' sería la segunda unidad reproductora surgida en los Picos de Europa, después de la formada por 'Deva' y 'Casanova', que lleva ya dos años tratando de tener descendencia.

Con todo esto, y siendo «humildes», pues «trabajar con organismos vivos obliga a ir siempre con mucha precaución, ya que las cosas no siembre salen como nos gustaría», Báguena se atrevió ayer a pronosticar que «Asturias va a tener una población reproductora. Será la segunda gran montaña española con quebrantahuesos y una de las pocas europeas donde esta especie ha vuelto a recuperar sus antiguos hábitats históricos», aseveró.

La buena noticia la dio el presidente de la FCQ durante la liberación de la primera de los siete nuevos ejemplares de quebrantahuesos que se pretenden soltar este año en los Picos, 'Sydney'. «Le pusimos este nombre en honor a un guardia civil de montaña que se licenciaba el mismo día en que fue rescatada en los Pirineos, como gesto de agradecimiento a su colaboración», explicó Báguena. A ella se unirán en los próximos meses otras cuatro hembras y dos machos que vendrán a equilibrar la presencia de ejemplares de ambos sexos en el espacio protegido, que a finales de año sumará una veintena de quebrantahuesos.

El presidente de la fundación explicó que el proyecto de recuperación de la especie en el Parque Nacional se encuentra en su punto medio, «pues todavía habría que traer otros cuarenta individuos» para garantizar el éxito, ya que «la mitad de los animales que se liberan en cualquier proyecto de reintroducción de grandes rapaces del mundo suelen morir». De hecho, en la actualidad el proyecto atraviesa su momento más crítico, pues los ejemplares liberados son juveniles, que es la edad en la que se dan los más altos picos de mortalidad.

'Nicolás', herido

No todo son buenas noticias, pues este miércoles 'Nicolás', liberado el año pasado, fue hallado junto a la carretera, en las inmediaciones de Panes (Peñamellera Baja), con «un trauma dorsal en la zona sacra compatible tanto con una agresión de un individuo de otra especie como con una colisión». El animal está siendo tratado en un centro especializado.

 

Fotos

Vídeos