Antrialgo se asoma a las «sorpresas» de su pasado

Asistentes a la charla sobre el castro, ayer en Antrialgo. / E. C.
Asistentes a la charla sobre el castro, ayer en Antrialgo. / E. C.

Los investigadores del castro localizado en el pueblo piloñés comparten con los vecinos su hoja de ruta para esta campaña

ENRIQUE CARBALLEIRAANTRIALGO (PILOÑA).

Los vecinos de la localidad piloñesa de Antrialgo recibieron ayer de primera mano toda la información en torno al comienzo de la segunda campaña de excavaciones, que desde este lunes se desarrollará en el castro localizado el pasado verano. Tras décadas de sospechas en torno a la existencia de un emplazamiento histórico en un paraje situado sobre la localidad, el Ayuntamiento de Piloña decidió el pasado año aprobar una partida presupuestaria para comenzar el estudio. La labor emprendida por el equipo del arqueólogo Juan Ramón Muñiz logró unos frutos que superaron todas las previsiones. Además de confirmar la importancia de este castro, se localizaron restos de una calzada, un muro perimetral y posibles torres de vigilancia de origen romano. Uno de los objetivos principales que mueven tanto a los miembros del equipo de excavación como al mismo Consistorio es el de la divulgación y difusión de estos conocimientos. Por esta razón, se organizan habitualmente este tipo de sesiones para que todos aquellos que deseen conocer los detalles de estos estudios tengan información de primera mano.

«Las excavaciones cuentan con el apoyo económico del Ayuntamiento, así que es lógico que nos volquemos también en dar a conocer todos los hallazgos que obtengamos en Antrialgo», explicó uno de los miembros del equipo, el historiador José Antonio Longo Marina, quien junto al propio Muñiz, el alcalde de Piloña, Iván Allende; la edil de Cultura, Azucena Iglesias; y el presidente de la junta vecinal, Rafael Migoya, tomó parte en el acto celebrado ayer en la sede social de la localidad. Allende resaltó que todas estas investigaciones tienen una gran importancia para el concejo «y no hay más que comprobar la importante repercusión mediática del yacimiento. Una presencia en los medios muy positiva para el concejo». El primer edil señaló que desde el Consistorio se trabaja ya en la difusión de estos tesoros históricos y en facilitar su exposición pública.

Actualmente el yacimiento está pendiente de quedar incluido en la carta arqueológica, «aunque nosotros trabajamos ya como si lo estuviese», comentó el director de la excavación, Juan Ramón Muñiz, quien se mostró esperanzado en que las próximas investigaciones puedan corroborar «la existencia de un castro prerrománico, puesto que ya está confirmada su ocupación durante el período de la romanización y la Edad Media. Estamos buscando una fecha fundacional a través del análisis de cerámicas y nuevas estructuras que puedan ir apareciendo». Con esta nueva fecha, «confirmaríamos que estamos ante un asentamiento de gran importancia y con una ocupación que se extendería a lo largo de varios siglos». Longo Marina abundó en esta idea de la relevancia del castro, que cuenta con una gran extensión, porque «estamos convencidos de que su importancia excede la parroquia, así que trataremos de lograr más financiación y que no todo el esfuerzo recaiga sobre el Ayuntamiento, que está haciendo una gran labor. Creemos que puede ser un asentamiento puntero que nos podría dar nuevas sorpresas». El equipo investigador de esta campaña se completará con Álex Sánchez, Adrián Piñán y Sergio Ríos.

Temas

Piloña