Antroxu por tierra, mar y aire

El tranvía de los gijoneses 'Viaje a los 50' hizo recordar la antigua línea a Covadonga. /  FOTOS: XUAN CUETO
El tranvía de los gijoneses 'Viaje a los 50' hizo recordar la antigua línea a Covadonga. / FOTOS: XUAN CUETO

Por la capital parraguesa desfilaron desde naves espaciales a góndolas y tranvías, mientras en que Villamayor triunfaron los disfraces de la buena mesa Arriondas reunió a más de 400 participantes en un desfile plagado de imaginación

G. P. / E. C. ARRIONDAS / INFIESTO.

En nave espacial, globo, carroza, burro o piragua, los antroxeros no escatimaron en medios para acudir ayer al carnaval de Arriondas. En una fiesta capaz de romper los límites del espacio y del tiempo, en el multitudinario desfile de la capital parraguesa se pudo vivir incluso una vuelta al pasado con el paso del tranvía por la calle principal, la misma que utilizaba hace décadas el convoy a Covadonga. El ejercicio de nostalgia fue posible gracias a los gijoneses de 'Viaje a los 50', unos habituales del carnaval parragués. Como ellos, fueron una treintena los grupos llegados de todos los puntos de Asturias, con una veintena de locales a la cabeza, así como participantes de Gijón, Oviedo, Sotrondio, Ribadesella o Llanes. Los guiños al transporte fluvial tampoco faltaron en la cita, con una góndola manejada por dos cangueses que se comprometieron con el presentador de la cita a participar en el Descenso del Sella. Ese maestro de ceremonias no fue otro que el mismísimo Nicolás Maduro, que dijo encontrarse encantado de visitar la «república» parraguesa. Su presencia en el concejo sirvió también para limar asperezas diplomáticas, que el venezolano se encargó de escenificar con un apretón de manos con el alcalde del concejo, Emilio García Longo. Y es que la de ayer fue una velada cargada de guasa y visitas de altos mandatarios, incluida la reina Isabel II de Reino Unido. En total, fueron más de cuatrocientos los participantes inscritos, que consiguieron mantener de principio a fin la animación entre los parragueses. También la admiración se extendió entre el público al contemplar algunas de las carrozas más multitudinarias, como 'La vuelta al mundo', llegada desde Serín con más de setenta participantes. Los riosellanos de la 'Marejada de Toriellu' desembarcaron en el concejo vecino con 56 sirenas, percebes, oricios, pulpos o el dios Neptuno en persona. Aclamado fue también el despliegue de color y lírica de 'Turandot', a cargo de los llaniscos de Lledías, inspirados para la ocasión en la ópera de Puccini. Desde Llanes llegaron asimismo los 'Galácticos' de Posada La Vieja, otros de los antroxeros que están triunfando por toda la comarca. Los parragueses no se quedaron a la zaga y demostraron que en carnaval todo es posible, incluso que el medicamento Dalsy, que escasea en las farmacias, se pasee por las calles luchando contra los virus de la gripe.

Además de Arriondas, ayer vivió su jornada de carnaval la localidad piloñesa de Villamayor, con cerca de una treintena de participantes. 'El arbeyu' fue el ganador en la modalidad de niños y 'Entierro de la sardina' en adultos, mientras que en grupos se impuso 'Los Valledálmatas' y en parejas 'Hoy cenamos bogavante'.