Aparece varado un delfín vivo en la playa de San Martín, entre Celorio y Poo

G. P. LLANES.

Un delfín apareció varado en la mañana de ayer, en torno a las nueve, en la playa de San Martín, entre las localidades llaniscas de Celorio y Poo. El ejemplar, que seguía con vida, fue devuelto al mar pasadas las once de la mañana, según señalaron testigos presenciales a este periódico. Desde la Coordinadora para el Estudio y Protección de las Especies Marinas (Cepesma), su presidente Luis Laria recuerda que en estos casos no se debe reintroducir al cetáceo en el agua, pues su presencia en la costa es síntoma de que padece algún tipo de enfermedad o herida. «Si no se atiende acabará muriendo», indicó. El protocolo básico de actuación al encontrar un delfín varado pasa por «ponerle encima unas toallas mojadas, siempre evitando tapar el espiráculo», explica el presidente del Cepesma. Se debe, además, establecer los medios adecuados para que «las aletas pectorales no opriman el esternón» y evitar las aglomeraciones en torno al animal, que pude verse afectado por el estrés, explica Laria.

Desde hace años, Cepesma viene reclamando la coordinación con el Principado a través de un protocolo que permita actuar en casos como el ayer registrado en Llanes y otros tantos que se dan en la costa asturiana, donde animales como delfines o focas pueden permanecer durante horas a la espera de atención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos