Aplazado a diciembre el juicio al hombre que roció con alcohol a su pareja y le prendió fuego en Cangas de Onís

Aplazado a diciembre el juicio al hombre que roció con alcohol a su pareja y le prendió fuego en Cangas de Onís

El Fiscal solicita para el acusado cinco años de prisión

EUROPA PRESS

El juicio al hombre acusado de rociar con alcohol a su pareja y prenderle fuego en Cangas de Onís en 2016 para el que el Fiscal solicita cinco años de prisión ha sido aplazado al 10 de diciembre, al estar los Magistrados celebrando un curso de digitalización. La vista oral estaba prevista para este jueves 3, después de que en julio se hubiese visto aplazado ante la ausencia de varios testigos.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado mantenía una relación sentimental desde hacía un año aproximadamente sin convivencia con la víctima. Sobre las 05:30 horas del día 13 de mayo de 2016, ambos se encontraban juntos en el establecimiento hostelero que regenta el acusado, en la carretera de Narciandi a Cangas de Onís.

Según Fiscalía de repente, el acusado cogió una garrafa de alcohol, se lo tiró por encima a la mujer y le prendió fuego, causándole gravísimas quemaduras en abdomen, cara anterior y media de ambos muslos, y región inferior de zonas glúteas, lesiones de las que fue atendida en un primer momento en el Hospital de Arriondas, a donde fue trasladada por el propio acusado y, posteriormente, en el HUCA y en Hospital de La Paz en Madrid.

A consecuencia de la agresión la mujer sufrió lesiones consistentes en quemaduras de segundo y tercer grado en manos, abdomen y miembros superiores e inferiores, con un total de un26% de superficie corporal quemada, precisando además de una primera asistencia facultativa tratamiento médico y quirúrgico consistente en desbridamento de quemaduras y cobertura con aloinjertos y autoinjertos.

Destaca el escrito del fiscal que la víctima tardó en curar 271 días. Le quedaron secuelas con perjuicio estético importante, dada la existencia de una extensa zona postquemadura.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones con la concurrente de la circunstancia agravante de parentesco y solicita que se condene al acusado a 5 años de prisión y prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia no inferior a 500 metros durante 8 años, a su domicilio, lugar detrabajo o cualquier lugar donde se encuentre y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio durante el mismo período de tiempo.

Además en concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la mujer con 115.000 euros por las lesiones sufridas y secuelas padecidas y al SESPA con la cantidad que se acredite por los gastos de asistencia sanitaria prestada, todo ello más los intereses legales correspondientes.